•           Ministerio de Energía y Universidad de Talca lanzaron plan piloto que beneficiará a dos recintos públicos de las comunas de Romeral y Pelarco.

Dos establecimientos públicos de la región del Maule, el CESFAM de Romeral y en el Liceo de Pelarco, serán los primeros recintos públicos del país en resolver parte de su demanda energética tanto eléctrica como de los servicios de calefacción y agua caliente, a partir de la instalación de un sistema  que utiliza para su funcionamiento residuos agrícolas, bosques y desechos forestales, entre otros.

 

La ejecución del proyecto, que beneficiará a más de 16 mil habitantes de la zona, está en manos de investigadores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca, quienes trabajan en el desarrollo de procesos eficientes para la conversión de biomasa en diferentes formas de energía.

 

“Lo primero que se hará será un levantamiento amplio de información en ambos edificios, lo que es crucial para avanzar en la implementación. Esto nos tomará alrededor de tres meses para luego elaborar las memorias de cálculo, los planos y preparar los requerimientos técnicos para los proveedores”, explicó el académico de la Casa de Estudios, Ambrosio Martinich, coordinador de la iniciativa.

 

La materialización de la obra será posible gracias al apoyo del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) para la micro-cogeneración energética impulsado por el ministerio de Energía.

 

En ese sentido, la seremi de dicha cartera, Anita Prizant, reconoció que en la región existe un difícil acceso a la generación de energía a nivel rural local. “Con la cogeneración los beneficios son múltiples para la comunidad y el medio ambiente. Con un proceso de generación se obtienen dos fuentes esenciales de un solo producto, calor y electricidad”, acotó.

 

“Estamos en una región agroforestal en que la leña es por excelencia el insumo que se utiliza como combustible para calefacción,  y es ahí en donde estamos buscando la manera más eficiente de generar calor y electricidad a la misma vez. Es por ese motivo que vamos a implementar este proyecto en estas dos comunas, que son pioneras a nivel país”, agregó.

 

OTRO EFECTO: DESCONTAMINACIÓN

 

La autoridad regional añadió que gracias a la iniciativa también se espera la disminución en los altos niveles de contaminación que registra la zona.

 

“Hoy la biomasa es subutilizada y tratada como un desecho, eliminándose a través de la quema agrícola y forestal aumentando el problema de contaminación local y el riesgo de incendios forestales, pero con la iniciativa se aportará en disminuir esta situación, aportando en mejorar calidad de vida y dar mayores posibilidades de desarrollo a la comunidad, favoreciendo un desarrollo local sustentable de las poblaciones rurales”, planteó Anita Prizant.