UBB entrega títulos a 165 nuevos ingenieros civiles pospandemia

En tres ceremonias presenciales, la Escuela de Ingeniería Civil de la Universidad del Bío–Bío, logró entregar sus títulos a los 165 nuevos ingenieros civiles de las generaciones 2020 y 2021, quienes tenían pendiente su titulación por el efecto de la pandemia.

Cada acto estuvo encabezado por el Rector UBB, Mauricio Cataldo; el Decano de la Facultad de Ingeniería, Patricio Álvarez; la Directora de Docencia, Susana González; la Directora de Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental, Carmen González; el Jefe del Departamento de Actividad Física, Deporte y Recreación, Jorge Quilaqueo y el Director de la Escuela de Ingeniería Civil, Álvaro Suazo, entre otras autoridades.

Como un gran reencuentro con cada uno de los egresados, definió Álvaro Suazo, la entrega de títulos a los nuevos ingenieros civiles. “La mayoría de los estudiantes concluyó sus estudios con actividades a distancia y para esta ceremonia valoramos el contacto directo, en especial, para agradecer el esfuerzo de sus familias”.

Dentro de su mensaje a los titulados, dijo que “los nuevos profesionales de la Ingeniería Civil tendrán el rol de concebir, diseñar, construir y operar la infraestructura que beneficie a los habitantes de este país, y deberán considerar que las obras en las que les toque participar generarán impactos significativos”.

Uno de los momentos más emotivos fue la entrega del premio Escuela de Ingeniería Civil UBB, donde los propios docentes fueron los que eligieron a la persona que más se destacó por su esfuerzo en superación personal y académica.

Uno de estos premios recayó en la titulada Patricia Alfaro, quien manifestó que “durante estos años de pandemia ya me enfrenté a la ilusión del primer trabajo y me di cuenta que el aprendizaje en terreno es donde adquirimos las herramientas para poder tallar un nuevo futuro. Sin embargo, finalizar la Universidad no es cerrar algo, es abrirlo todo”.

En su discurso de despedida, Alfaro enfatizó en hacer un llamado a todos los nuevos profesionales, “a no olvidar de dónde venimos y hacia dónde vamos, con una ingeniería que no puede estar ajena a la sociedad, ni mucho menos a la naturaleza”, concluyó.

Síguenos en Twitter