Hasta las oficinas del Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, llegaron esta tarde los coordinadores de las bancadas regionalistas del Congreso, el senador Alejandro Guillier y el diputado Rodrigo González. Los parlamentarios plantearon a la autoridad la necesidad de de contar con una postura clara del gobierno en materia de rentas regionales, como paso relevante para la elección de gobernadores regionales en octubre de 2020.

Posterior a la reunión el senador Alejandro Guillier, coordinador de la bancada regionalista del Senado, señaló que “le hemos hecho notar al Ministro Larraín que la subsecretaría de Hacienda se comprometió a entregarnos el 15 de enero las directrices de lo que el gobierno propondrá en materia de rentas regionales, lo que no se produjo y nos provocó inquietud. Ha sido una reunión interesante y nos hemos puesto de acuerdo con el Ministro en una idea básica, la reforma tributaria y la reforma sobre rentas regionales deben conversar entre sí, tienen que tener coherencia. Y por tanto tiene que haber un grado de avance en el cual se conozcan los contenidos de lo regional antes de entrar al debate tributario. Los parlamentarios regionalistas necesitamos un acuerdo sobre los principios que sustentarán la legislación de rentas regionales para evaluar la reforma tributaria. Hay un compromiso de avanzar en forma equilibrada en ambos proyectos, y acordamos conversar nuevamente en marzo luego que el Ministro Larraín nos informó que conversará este tema personalmente con el Presidente de la República”.

El coordinador de la bancada regionalista de la Cámara, diputado Rodrigo Gonzálezexpresó que “sin directrices sobre lo que va a ser la ley de rentas regionales no vamos a dar nuestros votos para una reforma tributaria y eso se lo dijimos muy claramente al ministro. Tenemos que establecer lo que se llama un equilibrio simultáneo, es decir, teniendo directrices de cómo se avanzará en materias de rentas regionales, podemos analizar de mejor manera el proyecto de modernización tributaria. Ambas cosas van juntas. Además el ministro Larraín nos confirmó que pese a la tentación de algunos de dilatar el proceso de descentralización y retrasar las elecciones de gobernadores regionales de octubre de 2020, el gobierno está trabajando en respetar el cronograma establecido por la ley”.

Guillier agregó que “hay dos conceptos relevantes que el ministro Larraín entiende bien. En las regiones esperamos aumentar la participación en la distribución de los recursos en el país y además, tiene que haber autonomía en las regiones para decidir y priorizar sus inversiones con esos recursos. No se trata sólo de aumentar recursos que vayan amarrados desde los ministerios. Además planteamos la necesidad de garantizar que los municipios y las comunidades locales tengan una relación equilibrada con autonomía frente a las autoridades y poderes regionales”.