La moción -que fue respaldada por la unanimidad de la Sala- tiene por objeto establecer un correcto sentido en la aplicación de las normas sobre cargas familiares, a la luz del principio de igualdad ante la ley, permitiendo que no sólo la cónyuge sea causante de asignación familiar, sino que también pueda serlo el cónyuge, de forma recíproca, sin distinción alguna.

Cabe hacer presente que, en la actualidad, el cónyuge sólo puede ser causante de asignación familiar de la cónyuge, en los casos de invalidez, distinción que no existe respecto de las personas que han celebrado un acuerdo de unión civil, quienes pueden ser asignatarios recíprocos.

La senadora Isabel Allende, presidenta de la Comisión Especial encargada de conocer iniciativas y tramitar proyectos de ley relacionados con la Mujer y la Igualdad de Género, dio a conocer los alcances del proyecto que “resuelve una materia de inequidad en materia de salud y aumentamos la cobertura de salud, avanzando hacia la universalidad de su acceso. (…)”.

En tanto, el senador Alejandro Navarro, autor de las indicaciones propuestas, las retiró “a fin de provocar el despacho inmediato de este proyecto”.

IGUALDAD
La senadora Ximena Rincón valoró que “los roles de género son cada vez mas difusos y para bien, equiparando los derechos entre hombres y mujeres y también los deberes, como aborda este proyecto”.

A juicio de la senadora Ena Von Baer “este es un proyecto simple, pero que habla profundamente de los cambios de nuestra sociedad, que no elimina una discriminación hacia las mujeres, sino que al revés”.

Luego, la senadora Marcela Sabat indicó que se “genera un avance más en temas de igualdad entre hombres y mujeres de manera profunda. (…) Se permite terminar con la discriminación arbitraria por sexo y estado de salud”.

Argumentando su voto a favor, el senador Iván Moreira señaló que “este proyecto es profundo en la señal que quiere transmitir. La igualdad de derechos es una calle de dos vías. La normativa vigente fue pensada para otros tiempos”.

A su turno, la senadora Yasna Provoste, advirtió que el texto tiene “un sentido muy profundo del proceso constituyente, porque elimina patrones (patriarcado) que han permanecido invariables en nuestra sociedad”.

El senador Alejandro Navarro manifestó que “esto va a provocar un efecto no deseado en ese machismo enraizado, que hace que esto vaya a tener resistencia para que no les llamen “mantenidos”. Esto requerirá de un cambio cultural”.

Para la senadora Loreto Carvajal “es hora de pasar de los dichos a los hechos. Si bien este proyecto no tiene una extensión muy larga (…), hace énfasis profundo en el derecho humano de la no discriminación y avanza hacia la reciprocidad”.

La senadora Isabel Allende reiteró que es muy importante el trabajo realizado por la Comisión de la Mujer e Igualdad de Género, “todos los proyectos van en la línea de terminar con la discriminación arbitraria”.