• En su tercer día, la ciencia llegó a la Región de Valparaíso con un Premio Nobel y más de mil asistentes al lugar.
 
Este jueves el Congreso del Futuro llegó a Valparaíso en su octava versión. Cuatro expositores, dentro de ellos el premio Nobel de Física Michael Kosterlitz, hicieron que el Salón de Honor del Congreso estuviera a su capacidad máxima.
 
El senador Francisco Chahuán, miembro de la Comisión de Ciencia, Tecnología y Sociedad, e impulsor de este Congreso Futuro desde sus inicios, agradeció la asistencia del público y destacó que nuestro país se convierta en la capital mundial científica por una semana. 
Creemos que es absolutamente necesario descentralizar  el acceso a la ciencia, tecnología e información. Chile está cambiando y por eso es tan importante este Congreso del Futuro. Este es el debate que Chile necesita. Por una semana, dejar la pequeñez de la política, dejar que la política no se mire el ombligo y ser capaces de levantar el mentón y pensar en la región de Valparaíso que necesitamos para los próximos 20 y 30 años”.
 
De la misma forma, el Intendente regional Jorge Martínez agradeció la oportunidad que se le brindó a la región, tal como se hace año a año con este Congreso Futuro. “Probablemente los talentos más grandes que ha tenido Chile en todos sus ámbitos, el saber, el arte, las culturas, han provenido de las regiones del país. Sin embargo, no hemos tenido las oportunidades. El pensamiento también está centralizado en nuestro país, por tanto descentralizar, no solamente transferir poder a las regiones, competencias y recursos, si no la posibilidad de que las competencias, las capacidades y los talentos regionales se desarrollen”.
 
El Congreso del Futuro recorre 11 regiones del país. En la jornada que se lleva a cabo en Valparaíso exponen Amber Case, sobre la interacción entre humanos y computadoras. El premio Nobel de Física, Michael Kosterlitz. El doctor en Química, Floyd Romesberg, sobre la expansión del alfabeto genético. Y la directora del Virtual Center for Supernetworks, Anna Nagurney.