Perfeccionar y revisar los requisitos y restricciones, hacerse cargo de la falta de oferta de viviendas; además de considerar la realidad, marcada por los efectos de la pandemia, fueron algunos de los argumentos que se repitieron durante la aprobación en general del proyecto, en segundo trámite constitucional, que modifica la ley N° 20.234, que establece un procedimiento de saneamiento y regularización de loteos. (Boletines Nos 12.756-14, 12.871-14, 12.872-14 y 12.899-14, refundidos)

Las observaciones, se adelantó, serán abordadas mediante indicaciones, las que podrán ser entregadas hasta las 12:00 hrs. del viernes 30 de abril.

El senador David Sandoval entregó los detalles moción que tiene por objeto extender la vigencia del procedimiento especial de saneamiento y regularización de loteos contemplado en la ley Nº 20.234, con particular énfasis en la incorporación de aquellos campamentos que tienen cierto grado de consolidación de las viviendas y su condición de asentamiento irregular está dada por el acceso precario a los servicios básicos, por lo que el déficit sería, principalmente, por la falta de obras de urbanización.

El legislador indicó que al 2018 había más de 47 mil familias en 802 campamentos a lo largo del país y este proyecto “se hace cargo de una necesidad que a todas luces requiere de una pronta tramitación”.

DEBATE

Francisco Chahuán:

“Estoy hablando desde la región donde más se han incrementado los campamentos (…) Valoro el esfuerzo de los dirigentes que han persistido para cumplir el sueño de la vivienda digna y valorar este proyecto que llega en un momento muy preciso”.

Isabel Allende:

“Los altos arriendos hacen que muchos jóvenes salgan del hogar de sus padres y se vayan a campamentos y en el último tiempo se le suma los efectos por la pandemia. Ante la falta de recurso, la imposibilidad de sustentar los gastos, las familias ven en estos loteos la solución para vivir”.

Alejandro Navarro:

“Este proyecto es un instrumento para enfrentar un grave problema con títulos de loteos, pero hay muchas leyes de arrastre que no se han actualizado. Hay más de 600 mil viviendas faltantes. Estoy disponible para votar a favor en general y luego revisara a la luz de los nuevos antecedentes y alcances”.

Carlos Montes:

“No me cabe duda de que hay que aprobar, porque es para resolver un problema muy específico, pero se debe reconocer que la política de vivienda para los sectores de menores ingresos no está funcionando, principalmente para las grandes ciudades. Hay que abordar el tema de fondo”.

José Miguel Durana:

“Es importante destacar el objetivo de este proyecto (…) y a través de indicaciones debemos cuidar aspectos de loteos irregulares en terrenos susceptibles de riesgo o en zonas contaminadas, se debe evaluar las complejidades propias del lugar”.

Juan Ignacio Latorre:

“Se deben revisar los parámetros de niveles socioeconómicos; las restricciones para regularizar sobre vías públicas, plazas o destinados en ciertos usos, porque sin modificaciones quedarían fuera muchos; y analizar la prevención sobre regularización en loteos en zonas de riesgo (…)”.

Juan Pablo Letelier:

“Tenemos un problema real de procedimientos de regularización más simples y aquí debemos revisar lo que sucede en terrenos que se encuentran en zonas de riesgo o zonas no edificables. (…) Cuando se dice que el Serviu podrá solicitar la regularización en los casos bajo su competencia, ¿qué significa?”.

Ricardo Lagos:

“Nuestra política de vivienda nos quedó chica y hemos visto que en esta pandemia ha aumentado la toma de terrenos. Estamos más atrasados de lo que crece la demanda por una vivienda propia”.

Francisco Huenchumilla:

“El Estado no ha cumplido en procurar una vivienda digna y esto apremiado en dos caminos: en los loteos irregulares y en los campamentos. El objetivo central de esta ley debe ser cómo regularizar estas dos situaciones que requieren situaciones distintas”.

Alejandro Guillier:

“En Antofagasta se ha producido el mayor incremento en campamentos, con un aumento de 568% y a eso hay que sumarle el aumento significativo a raíz de la pandemia. La política de desarrollo urbano en vez de igualar las condiciones de vida de la población las vuelve más desiguales”.

Jorge Soria:

“Hay que eliminar que a los pobres los vamos a seguir manteniendo pobres, con casa de 50 metros cuadrados, esto hay que borrarlo. La palabra es simple, en el mundo entero se hace las cooperativas”.

Pedro Araya:

“Hemos conocido el informe de Un Techo para Chile que da cuenta del aumento de los campamentos y Antofagasta no está ajena a esta situación, en donde han crecido principalmente campamentos de migrantes, que llegan a buscar una oportunidad”.

Rodrigo Galilea:

“Siempre me ha sorprendido que un país que es capaz de entregar miles de subsidios cada año sea incapaz de resolver el tema de los campamentos. Manejar los campamentos desde el punto de vista social es todo un desafío, pero cuando hay equipos especializados y existe la voluntad de hacerlo, se puede hacer”.

Luz Ebensperger:

“Esto ayuda a ir resolviendo temas importantes con el grave déficit habitacional que tenemos en el país y en especial en el norte. En todos los gobiernos ha habido una mezquindad en la entrega de subsidios con las regiones del norte”.

Alejandro García Huidobro:

“Muchas veces los campamentos están pegados en los ríos y varios trabajan llevado áridos y es muy difícil que ellos puedan trasladarse con sus animales a lugares que están urbanizados, por lo que hay que entender lo que ocurre en cada una de las zonas”.

Carmen Gloria Aravena:

“Hoy tenemos una oportunidad efectiva en hacer un cambio en los campamentos. Hay que hacer un análisis de alternativa que permita viviendas sociales públicas de disponibilidad para personas de escasos recursos, para que puedan vivir en situaciones dignas, especialmente para adultos mayores”.

DETALLES DEL PROYECTO
subir

La propuesta amplía el ámbito de aplicación del procedimiento especial de saneamiento y regularización de loteos, disponiendo que a éste podrán acogerse, por una sola vez, todos los asentamientos irregulares emplazados en áreas urbanas, de extensión urbana y rurales que no cuenten con el permiso o recepción de loteo de las respectivas Direcciones de Obras Municipales.

Excluye de este beneficio a aquellos asentamientos irregulares en que alguna parte de los lotes se encuentren total o parcialmente emplazados en zonas cuyo destino sea equipamiento comunitario, áreas verdes, vialidad recibida o proyectada, según lo establecido en los instrumentos de planificación territorial.

Se reformulan algunas de las condiciones a los que los asentamientos irregulares deberán dar cumplimiento para acogerse al procedimiento simplificado de regularización.

Se fijan las menciones que deberá contener el proyecto de plano del loteo que se ingrese en la Dirección de Obras Municipales.

Precisa otras normas relativas al procedimiento de regularización en su aplicación a los asentamientos irregulares, entre otras, amplía norma referida a la posibilidad de que SEREMI MINVU autorice excepciones al cumplimiento de exigencias normativas, con el objeto de viabilizar el procedimiento de regularización; se contempla la posibilidad de efectuar recepciones parciales y de garantizar las obras de urbanización.