Diego Paulsen, presidente de la Cámara de Diputados y Adriana Muñoz, presidenta del Senado, entregaron el detalle de las principales actividades legislativas realizadas por el Parlamento entre el 1 de julio de 2019 y el 24 de julio del presente, en una actividad que se efectuó en modalidad mixta, presencial y telemática y con todas las normas sanitarias necesarias.

Marcado por los efectos de la pandemia por el Covid 19, ambas Cámaras rindieron su sexta Cuenta Pública, en Congreso Pleno con modalidad mixta (presencial y telemática) y primeras palabras fueron de condolencias y solidaridad para miles de familias que han perdido a sus seres queridos.

 

En un Salón de Honor, bajo estrictas medidas sanitarias y el distanciamiento físico, se dieron cita los parlamentarios representantes de sus respectivos Comités y las autoridades invitadas encabezadas por el Presidente de la República, Sebastián Piñera; los ministros de Interior, Gonzalo Blumel y secretario General de la Presidencia, Claudio Alvarado, así como el presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva; la titular del Tribunal Constitucional, María Luisa Brahm; el Contralor General, Jorge Bermúdez, el Fiscal Nacional, Jorge Abbott y el titular del Servel, Patricio Santamaría.

Imagen foto_00000008

 

Casi media hora antes del inicio de la Cuenta hizo ingreso al Salón de Honor, el Presidente de la República, quien fue recibido por las autoridades del Congreso, a cambio de las tradicionales Comisiones de Pórtico y Reja, como dicta el protocolo habitual. Posteriormente, las autoridades se dieron cita en el Salón Procolar contiguo donde compartieron los representantes de ambos poderes del Estado.

 

 REFLEXIÓN Y PRERROGATIVAS DEL CONGRESO

 

La Presidenta del Senado, Adriana Muñoz, realizó un barrido de los principales hitos legislativos y también sociales que ha experimentado nuestro país durante el último año y que han marcado la labor legislativa. Así se refirió al estallido social de Octubre, la pandemia COVID 19 y la crisis social derivada de ambos fenómenos.

 

La legisladora reconoció que se “ha revelado una enorme fragilidad por la mala calidad de los empleos y las bajas remuneraciones, característica estructural del actual modelo económico”, pero en este mismo contexto valoró a una ciudadanía participativa. “Una expresión colectiva y transversal, que persiste hoy y que ha permitido enfrentar la pandemia en miles de ollas comunes y esfuerzos asociativos, que nos refleja que hay una comunidad viva y solidaria”, sentenció.

 

La pandemia no quedó ausente de sus palabras y lamentó los estragos que ha causado en estos cuatro meses y agradeció, en nombre del Senado de la República, “el extraordinario esfuerzo del personal de la salud, profesionales, auxiliares, administrativos, técnicos”.

 

Para la senadora, “el Acuerdo por la Paz, nuevo calendario constituyente y el Marco de Entendimiento reflejan el rol del Senado, como un lugar de diálogo y de acuerdos, particularmente en momentos complejos para Chile”.

 

Al respecto, relevó el trabajo de ambas Cámaras y de las Comisiones de Constitución, respectivas, para llevar adelante los eventos electorales en las actuales circunstancias y garantizar un plebiscito seguro y participativo en octubre próximo. Con el fin de promover la participación cívica y la vinculación ciudadana anunció que, en los próximos días, se pondrá a disposición de la ciudadanía un mini sitio sobre estas temáticas.

Imagen foto_00000017

 

Con respecto al funcionamiento propio del Senado, detalló que se realizaron, en el período que va desde el 1 de julio de 2019 al 30 de junio de 2020, un total de 126 sesiones de sala, con un promedio de asistencia de 93% de las senadoras y senadores y se despacharon, en el mismo lapso, 205 proyectos de ley, 7 acuerdos internacionales y 35 acuerdos de otro tipo. En tanto, las comisiones realizaron un total de 1248 sesiones.

 

“Estas cifras representan un alza de aproximadamente un 20% en cualquier indicador anual medible, lo que refleja el intenso trabajo desplegado por el Senado, aún en estas especiales y difíciles circunstancias”, reconoció.

 

Luego, manifestó que los últimos proyectos aprobados, como el retiro del 10% de los fondos previsionales, “ha sido una inmensa oportunidad de sintonizar de una vez por todas con los anhelos de nuestros compatriotas, empujando las fronteras de lo posible y mostrando que el bien común puede y debe estar por sobre los intereses económicos de cualquier sector”.

 

Asimismo, defendió la autonomía del Congreso Nacional. “Los poderes del estado nos debemos deferencia y respeto y no cabe ningún tipo de tutelaje o supervigilancia. (…) Con sus imperfecciones, el Congreso Nacional es el centro de la democracia representativa y de la pluralidad de la sociedad chilena. Podemos y debemos mejorar la calidad de esa representación, pero sin cuestionar su existencia”, recalcó.

 

CÁMARA DE DIPUTADOS

Imagen foto_00000018

El Presidente de la Cámara de Diputados y Diputadas, Diego Paulsen comenzó su discurso contextualizando el actual escenario del país –tras estallido social, crisis sanitaria y crisis económica- que ha debido hacer frente la gestión legislativa. “El descontento ciudadano y la crisis de la legitimidad nos ha obligado a actuar a la altura de las circunstancias con sentido de urgencia (…) Nosotros estábamos ocupados de las peleas internas y no vimos este malestar”, manifestó enfatizando la importancia de potenciar la representación política dejando atrás el simplismo y la pequeñez  en el debate.

 

En cifras, el titular de la Cámara Baja destacó el trabajo telemático. “Hemos realizado 345 comisiones investigadoras y permanentes en los últimos 4 meses de confinamiento, efectuado 244 votaciones telemáticas y se han presentado 70 mociones. En las comisiones, un 62% de los asistentes han representado a la sociedad civil. De las 100 leyes que se han despachado, 55 han sido mociones”, detalló recordando también la plataforma Congreso Virtual, ex Senador Virtual.