“Los niñ@s primero” fue una de las frases que más se repitió durante la ratificación del informe de la Comisión Mixta para el proyecto de ley que declara imprescriptibles los delitos sexuales contra menores, el que contó con la unanimidad de los votos del Senado y que de ser corroborado por la Cámara de Diputados, quedará en condiciones de convertirse en ley.

El informe propuso rechazar la incorporación de la figura de la violación con homicidio en el listado de delitos, pues –según se explicó- se tuvo a la vista la opinión del Ejecutivo que señaló que constituye una regla de concurso de delitos y no un tipo penal autónomo.

Asimismo, se respaldó el criterio del Senado, que desechó la aplicación de la retroactiva, dado que se estimó que era más prudente y adecuado avanzar en la pronta aprobación y evitar controversias constitucionales que impediría la aplicación efectiva.

Durante el debate hicieron uso de la palabra los senadores Francisco Huenchumilla, Jaime Quintana, Isabel Allende, Víctor Pérez Varela, Carolina Goic, Ximena Rincón, Francisco Chahuán, Andrés Allamand y Alejandro Navarro; además del Ministro de Justicia, Hernán Larraín, todos ellos calificaron el proyecto como una innovación sustantiva en el derecho penal chileno y su rol en el compromiso del Estado en la protección de los niños, niñas y adolescentes.

Además, la mayoría de los legisladores coincidieron en la pertinencia de no insistir con la retroactividad, para favorecer una correcta implementación de la futura ley y descartar cualquier problema de inconstitucional; sin embargo, se detalló que en las respectivas instancias parlamentarias se analizaron todas las opciones.

CAMBIO DE PARADIGMA
Cabe recordar que la iniciativa tiene por objeto resaltar la extrema gravedad de los delitos de connotación sexual cometidos en contra de menores, permitiendo a quienes han sido víctimas de estas agresiones denunciar su perpetración y a sus victimarios cuando se encuentren realmente preparados para hacerlo y enfrentarlo, sin que corran el peligro que las acciones legales para hacer efectiva la responsabilidad.

La propuesta fue informada por el senador Huenchumilla quien enfatizó que “hemos cumplido con nuestro cometido y el parlamento está despachando un proyecto que alcanza los objetivos y que marca un momento histórico, no solo para las víctima y la sociedad, sino que también para el derecho penal y civil chileno”.

Luego, el senador Quintana, uno de los autores de la norma, recordó que el texto fue presentado hace 10 años, en un contexto político, social y académico totalmente distinto al de hoy. “Aquí estamos frente a un cambio de paradigma, estamos haciendo historia en materia de derecho penal”, sentenció, junto con agradecer a cada una de la instancias que concurrieron para la aprobación.

En la misma línea, la senadora Allende manifestó que estamos “ad portas de tener un gran avance en la persecución de la pedofilia y de los abusos a niñ@s (…). Esto también se debe a organizaciones de la sociedad y a algunas de las víctimas que se han atrevido a hablar y que estuvieron constantemente empujando esta Legislación”, valoró y llamó a avanzar en “no más abuso sexual infantil”.

“Chile hoy entra a las esfera de los países más adelantados en esta materia”, recalcó el senador Pérez Varela, quien argumentó que “la sola imprescriptibilidad muestra la necesidad y el significativo de este proyecto. A partir de ahora quienes sean sometidos a estos aberrantes crímenes podrán perseguir, denunciar y buscar condena a estos delincuentes, sin perjuicio del tiempo. Eso se debe valorar”.

“QUIENES VIOLENTEN A NUESTROS NIÑOS VAN A PAGAR”
A su turno, la senadora Goic señaló que se consolida “un tremendo avance y se visibilizan los testimonios de las víctimas, que muchas veces exponen aspectos tan íntimos y dolorosos”. La legisladora reconoció que “nos hubiera gustado avanzar más, pero entendemos que hay que consolidar la imprescriptibilidad”. Además, llamó a avanzar en una comisión que reciba los testimonios de las víctimas.

“Quienes violenten a nuestros niños van a pagar y eso es relevante para el país y para el mundo”, subrayó la senadora Rincón, una de las autoras del proyecto. La parlamentaria indicó que “queríamos retroactividad, pero no queríamos frustrar lo importante de esta ley y cedimos, y lo hicimos conversando con héroes imprescriptibles”. Por último hizo un llamado al gobierno a conformar una mesa de reparación.

Resaltando que se está dando cumplimiento al mandato de la Convención de los Derechos de los Niños, el senador Chahuán recordó que es “deber de los estados asegurar su protección y la efectividad a sus derechos (…) Creemos que estamos frente a uno de los delitos más horrendos y dramáticos y que muchas veces se da intramuros, por eso es tan relevante la imprescriptibilidad”.

Sumándose a las distintas expresiones de reconocimiento por la iniciativa parlamentaria y su significativo avance, el senador Allaman dejó constancia que la prescriptibilidad de los delitos está consagrado en la mayoría de las legislaciones del mundo y de los tratados internacionales. “Si no existiera este principio traería incertidumbre jurídica”, explicó.

Por último, hizo uso de la palabra el senador Navarro, quien recalcó que a su juicio, “el dejar atrás la retroactividad, es implantar también la impunidad”. El legislador llamó a que la jerarquía eclesiástica denuncie de manera obligatoria cuando hay conocimiento de esto delitos.