La Comisión Desafíos del Futuro, presidida por el senador Guido Girardi e integrada por los legisladores Carolina Goic, Francisco Chahuán, Alfonso De Urresti y Juan Antonio Coloma, recibió, este lunes a representantes del Gobierno, de la Academia y de diversas organizaciones ligadas al mundo forestal sobre los desafíos y oportunidades del sector en las próximas décadas.

El senador Guido Girardi explicó “que todas las intervenciones serán recogidas por el equipo de Congreso Futuro para elaborar un documento, que afinaremos en una próxima reunión” y agregó que la “idea es desarrollar un debate que nos permita  generar una estrategia -que le presentaremos al Gobierno del Presidente Piñera- y así llegar a la COP25 con una propuesta final sobre cómo transformar a Chile en potencia forestal a nivel mundial”.

Entre los numerosos invitados que hicieron uso de la palabra estuvo el ministro de Agricultura, Antonio Walker; el presidente de Corporación de la Madera (Corma), Juan José Ugarte; el presidente de la Asociación chilena de Biomasa, Rodrigo O’Ryan; Marcial Colín, dirigente mapuche y consejero nacional de la Conadi; la investigadora y representante de FIMA Chile, Fernanda Salinas; el director de Conaf, José Manuel Rebolledo; el ex director del mismo organismo, José Antonio Prado, entre varios otros expertos en el tema.

Al concluir –después de casi tres horas de debate- el senador Girardi dijo que “tenemos un desafío totalmente nuevo, porque el planeta que vamos a vivir no es el planeta en que vivimos. Chile debe hacer una apuesta a ser país forestal, porque tengo la convicción que es mejor tratar de liderar el futuro que quedarse atrapado en el pasado”.

Y agregó que “tenemos la intención de proponer una política ambiciosa, 100 mil hectáreas es irrelevante y ni siquiera lo estamos haciendo. Creo que debemos hacer algo relevante, que impacte, que cambie el destino de este país o nos vamos a farrear otra oportunidad y corremos el riesgo de ser disruptados”.

Girardi afirmó que “la idea es convocar al mundo científico y académico, junto a los actores del sector forestal –públicos, privados y ONGs- para hacer un debate en las fronteras y salir de las rigideces ideológicas. Esta área, así como la Astronomía, no la podemos abandonar, sería irresponsable no entender que podemos ser potencia mundial”.