Senado respalda prórroga del estado de excepción en La Araucanía y provincias de Arauco y Biobío

15 junio, 2022

Por 39 votos a favor, 1 en contra y dos abstenciones y luego de arduo debate, la Sala del Senado respaldó la prórroga por un nuevo periodo de 15 días, del estado de excepción constitucional de emergencia (EECE) en la región de La Araucanía y en las provincias de Arauco y del Biobío, de la región del Biobío.

En la oportunidad, el Ejecutivo reiteró la voluntad de abordar de manera integral la situación en La Araucanía detallando el desarrollo del plan “Buen Vivir” y los resultados de la aplicación del actual estado de excepción para disminuir las cifras de hechos violentos y la inseguridad.

No obstante, senadores de diversas bancadas plantearon la necesidad de abordar de forma más decidida y “sin complejos”, la violencia y el crimen organizado, con todas las herramientas que otorga la Constitución y las leyes, entendiendo que si bien no son la solución a las demandas de los pueblos originarios, si son una condición fundamental, para garantizar la paz y el estado de derecho.

Asimismo, legisladores de oposición hicieron un llamado al gobierno para que otorgue suma urgencia a los proyecto de ley que se encuentran en trámite y que apuntan a combatir el crimen organizado, el robo de madera, que perfecciona el estatuto de protección de las policías, el que moderniza el sistema de inteligencia, además del relativo a la protección de la infraestructura crítica.

La ministra del Interior, Izkia Siches, reiteró la voluntad del gobierno de “hacerse cargo de los temas de fondo y hemos elaborado plan denominado buen vivir que incorpora diversas medidas”. Aclaró que “en el primer mes del estado de excepción el balance es positivo en la disminución de los hechos de violencia y para llevar la presencia del Estado a los distintos territorios”.

Aclaró que respecto a la discusión de si este estado de excepción es acotado, señaló que “nos parece que es un falso dilema porque el estado excepción es más bien estratégico y hemos desplegado nuestras capacidades para obtener mejores resultados y no podemos pedir al estado de excepción que resuelva materias que requieren respuesta políticas”.

A su turno, la ministra de Defensa, Maya Fernández suscribió los dichos de su par y añadió que “hay una coordinación importante con las FFAA y las policías y se han hecho refuerzos para la realización de trabajos del Mop, sanitarios y de suministro de gas”.

LLAMADO AL GOBIERNO

El senador Enrique Van Rysselberghe hizo hincapié en los resultados concretos que ha tenido esta declaración de estado excepción disminuyendo la ocurrencia de hechos violentos en un 42%, según cifras del propio Ejecutivo”. Por lo mismo, insistió en su llamado al gobierno para que en este nuevo estado de excepción se elimine el concepto ‘acotado’ para que FFAA puedan desarrollar su labor más allá de caminos y carreteras”.

Por su parte, la senadora Carmen Gloria Aravena, se mostró pesimista por el curso que han tomado los grupos violentistas que asolan el territorio de La Araucanía. “Lo que ocurrió en Malleco fue un estado de sitio, con cortes de caminos y lo generó la Agrupación Resistencia Malleco. Esto no tiene que ver con mapuches o no mapuches, esto tiene que ver con la violencia, el crimen organizado y narcotráfico y se requiere la valentía del gobierno para enfrentar a las organizaciones violentas”.

El senador Pedro Araya precisó que “a las legítimas reivindicaciones de las demandas del pueblo mapuche se han sumado grupos que usan la violencia y las armas, además de las bandas delictuales dedicadas al robo de madera y la tráfico de drogas”. “Es deber del Estado combatir a los grupos que usan la violencia y el estado de excepción es una herramienta no la solución definitiva”.

A su turno, el senador Rojo Edwards, pidió al Ejecutivo que otorgue suma urgencia a los proyectos pendientes en materia de seguridad. En especial: la ley de usurpaciones, la que sanciona el robo de madera y el estatuto de protección de Carabineros. Agregó que “no tengamos complejos…la gente clama porque vive el terror… y vimos como Héctor Llaitul que llama a la resistencia armada se paseó por Santiago con su propia cápsula de seguridad vendiendo libros”.

En tanto, el senador José Miguel Insulza, pidió avanzar en los diagnósticos de una situación que tiene antecedentes en el siglo XIX… Lamentablemente, no hubo voluntad para avanzar cuando el entonces presidente Aylwin pidió que se reconociera a los pueblos originarios. Hoy muchos se escandalizan por los alzamientos pero tenemos que buscar una solución más integral. El estado de excepción no es una solución porque cuando se van los militares vuelve la crisis porque esos grupos están en el territorio”.

CONFLICTO

El senador Jaime Quintana precisó que “hay que entender que este conflicto es centenario. Me complica que se esté indicando que el Estado chileno tiene la convicción que quienes ejecutan la violencia son los mapuches, eso no lo puedo asumir. Creo que el debate está lleno de juicios pero la verdad es que la violencia existe”.

“Cuando algunos desechan el diálogo, equivocan el camino”, dijo el senador Gastón Saavedra y añadió que “creo que el estado de excepción debe ser sin apellido. En los lugares donde esta herramienta no está, la violencia se multiplica. Se habla del robo de madera pero no hay control de la institucionalidad”.

A su vez, el senador Fidel Espinoza “el diálogo se debe dar con quieres quieran hablar. Este no es un problema de este gobierno. Si hay un elemento clave en esto es la inteligencia y todo indica que ha fallado. Voy a votar a favor pero me hubiera gustado que hubiera sido un estado de excepción sin apellido”.

Por su parte, el senador José García Ruminot recordó que “el sábado y el domingo pasado, y ayer lunes hubo nuevos atentados y cortes de rutas. Le pedimos al Gobierno un estado de excepción sin apellidos y que se aplique con convicción. La seguridad es una obligación de Estado, no una opción. Quiero pedir también que los programas de apoyo a las víctimas funcionen”.

A su vez, el senador Alfonso De Urresti manifestó que “se han buscado todos los instrumentos para enfrentar la delincuencia. Vamos a respaldar esta petición pero eso no nos impide hacer críticas. ¿En cuántas oportunidades vamos a tener que hacer esta renovación? No me gustan las actitudes pusilánimes de ciertos ministros”.

REALIDAD

En tanto, el senador Felipe Kast hizo presente el «cambio de opinión» de algunas autoridades de gobierno y de algunos parlamentarios que no eran partidarios de esta medida. «Quiero valorar la actitud de la ministra del Interior, que se encontró en una realidad que superó con creces lo que esperaba, así como la de senadores como Fidel Espinoza…pero hoy se abre una luz de esperanza… y exigirle a las FF.AA. que respeten los DD.HH. y que nunca más mezclemos el tema indígena con el terrorismo”.

El senador Iván Moreira puntualizó que «valora la postura expresada por algunos senadores, tales como, Alfonso De Urresti y Fidel Espinoza, con quienes tengo muchas diferencias, pero en este tema hemos visto madurez política». Sin embargo, precisó que “hoy se nos pide un voto de confianza, pero es difícil creer, porque buena parte de los que hoy son gobierno no creían en el estado constitucional, ellos quieren una refundación”.

La senadora Alejandra Sepúlveda precisó que “no tengo convicción de que esto vaya a dar resultado, lo que tengo hoy es un realismo político para ver si hay solución, que además no ha tenido continuidad en el tiempo. Si no entendemos la historia no entenderemos las causas. (…)Existe una raíz compleja y como Estado no hemos sido capaces de leerlo, pero hoy tenemos que hacernos cargo”.

El senador Francisco Chahuán aseveró que “a partir de ahora empezaremos a contar los días en que el presidente Boric deja abandonada a La Araucanía, que lo que tiene es una sensación de abandono. (…) Las comunidades mapuches están con miedo y ¿quién los defiende? Acá tenemos un problema sin solución; el diálogo siempre, pero no con los que ponen una pistola”.

El senador José Miguel Durana pidió al Ejecutivo “estar a la altura de las delicadas circunstancias. Es responsabilidad de las autoridades adoptar todas las medidas para poner fin a una escalada de violencia desmedida, sin matices que aumentan la sensación de impunidad. No pensemos en el plebiscito para tomar una decisión”.

CAMBIOS

El senador Ricardo Lagos Weber afirmó que «hay que generar un clima nacional, algo que nos conmueva y en política puedo ser ingenuo, pero creo que es posible hacer cambios y estoy mirando lo que está haciendo el gobierno con el Plan Buen Vivir… Me parece bien avanzar en ese plan y también en la decisión política del estado de excepción».

El senador Karim Bianchi precisó que «no podemos seguir romantizando la violencia, es un tema transversal, hay que avanzar sin titubear y garantizar la paz… hay que empezar a construir un acuerdo de paz y seguridad que sea transversal…este plan no es más que un parche curita para una hemorragia…es hora que este gobierno garantice un estado de paz y tenemos que hacer todo los esfuerzos por conseguir este objetivo».

El senador Matías Walker recalcó que «he apoyado todas las renovaciones de los estados de excepción constitucional porque creo que hay que darle todos los instrumentos a los gobiernos para resguardar el orden público y la seguridad…el proyecto de infraestructura crítica que aprobamos en la Comisión Mixta es absolutamente complementario a esta facultad».

La senadora Claudia Pascual explicó que «votar un estado de excepción constitucional de cualquier tipo no es fácil para nadie y no tiene que ver con inhibiciones ideológicas o posturas principistas. Tiene que ver con el reconocimiento de que el Estado llega tarde solo con herramientas que permiten seguridad frente a una situación de conflictividad política, económica, social y cultural».

ESTRATEGIA

El senador Alejandro Kusanovic reflexionó que “la pregunta es cuánto tiempo vamos a tener el estado de excepción, vamos a vivir permanentemente un estado de excepción, cuando vamos a aplicar una estrategia clara para detener esta violencia y poder negociar en paz. Ningún gobierno ha puesto orden en La Araucanía y tampoco en el control de la delincuencia, hay un problema institucional».

El senador Juan Castro lamentó que “en quince días más vamos a estar en lo mismo. Hay terrorismo, familias sufriendo, vamos a tener menos siembras y alimentos por los incendios que se han provocado. ¿Por qué un Presidente no tiene la libertad para cuidar a la población? Hay que entregarle todo el respaldo a las policías y las Fuerzas Armadas que están en la zona”.

“¿Ustedes creen que una patrulla militar que entra a una comunidad mapuche va a encontrar a quienes hicieron corte de carreteras? ¡Jamás!, comentó el senador Daniel Núñez, quien abogó porque exista “inteligencia y labor investigativa”, pues “cuando no lo entendemos y solo queremos dar la señal de presencia policial, agravamos el problema”.

El senador Luciano Cruz Coke, coincidió en que el estado de excepción en sí no soluciona los temas de fondo y, en esa línea, valoró el plan gubernamental el plan Buen Vivir. Sin embargo, lamentó «las señales confusas que da el gobierno y también el mundo político que lo apoya. Tenemos proyectos que se postergan y que tienen que ver con seguridad, se habla de estado de excepción acotado y cuando se señala que hay presos políticos. Sabemos que el tema de violencia en La Araucanía tiene su origen en el crimen organizado, delincuencia y todavía hay señales confusas».

La senadora María José Gatica, compartió las opiniones de sus colegas de la zona sur y recordó que «en su región el fin de semana un carabinero quedó inconsciente y el gobierno ni siquiera ha presentado querella, eso revela mucho. La Araucanía queda más cerca que Punta Arenas y Canadá. Yo pido que el gobierno marque presencia en La Araucanía, espero que se aplique la intelgencia para que la gente pueda vivir tranquila».

TEMA DE ESTADO

La senadora Yasna Provoste «la macrozona vive una situación crítica. El estado ha fallado y el gobienro con todas las facultades ha reiterado en fallar y ha sido incapaz de actuar. La ciudadanía se siente indefensa y cuando la alternativa es militarización o inseguridad, no van a optar por esta última. La ciudadanía necesita alternativas y el gobierno actual no quiere o no ha podido darlas. No bastan las buenas intenciones y tenemos que tomar acciones para perseguir el crimen, la violencia y la corrupción».

La senadora y vicepresidenta del Senado, Luz Ebensperger, dejó constancia que el tema seguridad no puede ser ideológico. «El crimen organizado requiere políticas nacionales y no nos podemos acostumbrar a normalizar la violencia. El estado de excepción es una herramienta pero esto hay que afrontarlo y me gustaría que se diera urgencia a los proyectos que modernizan el sistema de inteligencia, el acceso a la defensoría de las víctimas; el que mejora la persecusión del narcotráfico, infraestructura crítica, robo de madera, entre otros tantos».

A su vez, el senador Kenneth Pugh, tenemos un problema grave de Estado, porque un grupo de personas organizadas, una milicia está enfrentando militarmente al estado de Chile, y tienen armamento y capacidades para efectuar operaciones, incluso para destruir y quemar el alimento de miles niños y lo más grave afectan nuestro convivir, en un área donde el Estado está ausente».

El senador Carlos Kuschel hizo presente que además de la situación de violencia se está dañando seriamente a las familias chilenas por el alza exhorbitante del precio del pan y esta región es la triguera y granelera de Chile donde se queman cosechas y maquinarias. Me preocupa la inflación de oferta por la menor producción de trigo en Chile y en el extranjero. Hay un alza de combustible, de los fletes. Este estado de excepción ha sido insuficiente, estamos castigando a la población en la alimentación”.

El senador y presidente del Senado Álvaro Elizalde puntualizó que “hay que participar del debate con mayor humildad, reconocer que las políticas implementadas en el pasado no han dado resultado, e incluso se han cometido errores, pero es evidente que se requiere una respuesta categoría del Estado. Tenemos que darle tiempo al Gobierno para que implemente su política, pero no perder el sentido de urgencia”.

La senadora Ximena Rincón, argumentó que «se ha señalado que el principal motivo para el estado de excepción es permitir la implementación del Plan Buen Vivir…la pregunta es si el gobierno va a mantener este estado de excepción constitucional por todo el tiempo que pueda y cómo va a implementar el plan…la bancada nuevamente ofrece la constitución de un acuerdo nacional en la materia»

Síguenos en Twitter