El Segundo Juzgado de Letras de La Serena condenó al fisco y a los carabineros Mauricio Eduardo Tello Miranda y Jorge Enrique Marambio Bolvarán a pagar solidariamente la suma total de $80.000.000 (ochenta millones de pesos) por concepto de daño moral, por su responsabilidad en el delito de violencia innecesaria. Ilícito perpetrado en enero de 2013, en la comuna de Punitaqui.

En el fallo, la magistrada Ghislaine Landarretche acogió la demanda presentada por la víctima, Felipe Neftaly Mundaca Núñez, quien resultó con daño permanente producto de la agresión.

«El día, 06 de enero del año 2013, en horas de la madrugada, en circunstancias que el ciudadano Felipe Neftaly Mundaca Núñez saltó desde (…) el escenario de la Plaza Pública de la localidad de Punitaqui, desde una altura de aproximadamente 1,15 mts., al posarse en el suelo en cuclillas e intentar pararse para continuar su marcha, fue agredido violentamente en su rodilla derecha por un funcionario de Carabineros de dotación de la Tenencia de Punitaqui, mediante un golpe directo propinado con elemento contundente, cayendo Mundaca Núñez al suelo resultando con lesiones (…) que dejarían secuelas funcionales y neurológicas en pierna derecha permanentes (…). Inmediatamente ocurrido el hecho, se presentaron otros dos funcionarios de Carabineros, de los cuales, uno vestía de civil con ropa deportiva, quienes agredieron con golpes de pies y puños a Felipe Neftaly Mundaca Núñez, en distintas partes de su cuerpo mientras se encontraba en el suelo», sostiene el fallo.

Resolución que agrega que la violencia innecesaria «ejercida en contra de un individuo desprovisto de arma alguna de defensa, ocasionándole un daño en su pierna derecha de carácter irreparable que se ha mantenido a través de los años y (…) que lo ha dejado con un 55% de discapacidad física y un menoscabo de la capacidad de trabajo igual o mayor a 2/3 ( 60%), son hechos que le recordarán siempre el abuso del que injustamente fue víctima, en consecuencia dados los antecedentes en que el daño moral se produjo, el Tribunal estima procedente avaluarlos en la suma de $80.000.000, que los demandados serán condenados a pagar a favor del actor».