La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que regula el ciberacoso en la comunidad escolar. Esta ley, impulsa a los establecimientos de educación a contar con un protocolo preventivo de estas conductas y planes que promuevan el buen uso de las plataformas digitales y medios tecnológicos.

De hecho, una investigación reciente, determinó que cerca del 87% asegura haber visto ciberacoso en redes sociales, grupos de Facebook, Twitter o WhatsApp, o medios de comunicación (29%).

Es por eso que a nivel gubernamental, Chile tomó la sartén por el mango y tipificó por ley 3 delitos: el acoso o stalking (hostigamiento), hate porn o reverenge porn (revelación de contenido sexual sin el consentimiento),  y doxing, entendido como la difusión no consentida de imágenes o datos personales.

La realidad es que aunque la ley penaliza las conductas anteriormente mencionadas, especialistas se cuestionan si esta tendrá el efecto esperado. Ya que para aplicar la ley, se deben tener autoridades que la conozcan y tengan las capacidades técnicas para reconocer los casos de forma oportuna. Así lo explicó Claudio Casado, académico del Centro de Investigación de Ciberseguridad de la Universidad Mayor, a Publimetro: «Acá la capacitación será clave, especialmente en  los colegios. Las UTP deberán contar con especialistas que permitan detectar el acto de ciberacoso», agregó.

En ese sentido, el acoso cibernético muchas veces parte en el marco del Bullying tradicional, cono intimidaciones intencionales y continuadas a través de medios electrónicos, como teléfonos móviles o Internet, resultando un desbalance de poder entre el agresor y la víctima.

Para esto, plataformas son múltiples. Según un estudio realizado por la institución antibullying Ditch The Label, un 42% de los jóvenes intimidados han sido atacados a través de Instagram, mientras que el 37% sufría ataques por Facebook y 21% por el Snapchat.

De acuerdo con el informe de Ditch The Label, las formas más comunes de ciberbullying incluyen comentarios desagradables publicados en perfiles y fotos, mensajes privados indeseados y la creación de perfiles falsos usando la imagen e información de la víctima.

Para detectar el ciberacoso y ciberbuylling en estudiantes, sean niños, niñas o adolescentes, Hugo Martínez Director Pedagógico de Colegium, nos da algunos tips.

  • “La vida digital de los hijos e hijas debe ser parte de la conversación familiar. Si tu hijo o hija va a la plaza durante toda la tarde, uno generalmente le preguntó cómo le fue. Si va a la escuela de fútbol, le acompañamos. Así mismo en el mundo digital hay que hacerse partícipe. ¡Con quién pudiste compartir? ¡Qué sientes?”
  • Si ves conductas que te preocupan y son recurrentes, hay que buscar ayuda, estas son:
  • Estar atentos a los signos.
  • Niños tensos, molestos, que reaccionan con violencia.
  • Dejar espacios de confianza para que haya un canal de comunicación.
  • Sino quieres que tus alumnos o hijos usen el celu en la clase, entonces no lo utilices tú.

Por otro lado, existen iniciativas que promueven el uso responsable de las redes sociales, sobre todo explicando cómo cuidarse del abuso y acoso en las plataformas digitales.

Un ejemplo de esto es la campaña #YoCuidoMiHuella, que consiste en una clase para niños y niñas de 5to a 8vo básico, que con atractivas gráficas, colores, y casos concretos, enseña que el uso de las redes sociales tiene consecuencias, es decir, deja información, datos, comentarios, que no se borrarán nunca más, convirtiéndose en verdaderas huellas digitales.

Además, en este recurso gratuito preparado por la empresa Colegium, se enseñan a configurar las cuentas de Facebook para que sean privadas, algunas formas de protegerse de perfiles falsos, entre otras cosas. (Puedes descargarla aquí enlace).