El Fiscal Nacional Jorge Abbott, reiteró hoy mantener plena confianza en el Fiscal Regional de O´Higgins, Emiliano Arias, tras conocer que el Fiscal Regional de la Araucanía, Cristian Paredes, le formuló cargos en el marco de la investigación administrativa que sigue en su contra por la supuesta falta de objetividad denunciada por la defensa de los ejecutivos de CGE, investigados por su presunta responsabilidad en los incendios forestales que el verano pasado afectaron a la región.

«Los fiscales son autoridades del Estado y durante el proceso de investigación no deben estar de ningún lado, tienen la obligación de actuar con plena y absoluta objetividad. Hace menos de un año el Fiscal Arias fue designado por mí como Fiscal Regional y cuenta con mi plena confianza, no existe ninguna rivalidad», dijo Abbott, quien además confirmó la titularidad del fiscal Arias en la indagatoria en contra de los ejecutivos de CGE.

La máxima autoridad de la Fiscalía aclaró que cuando surgen denuncias desde intervinientes que cuestionan principios fundamentales del desempeño de los fiscales, es necesario abrir investigación para contrastar su efectividad. «La Ley Orgánica Constitucional (LOC) del Ministerio Público establece como obligación el actuar con objetividad y fija límites a las opiniones de los fiscales sobre investigaciones en curso. El Ministerio Público no tiene más enemigos que el delito, en consecuencia, cualquier infracción al deber de objetividad debe ser investigada, porque los ciudadanos deben confiar en que si son investigados van a ser tratados con absoluta imparcialidad. Ello no significa ningún prejuicio de ninguna naturaleza, sino que simplemente indagar a través de un órgano imparcial, como es otro Fiscal Regional, para obtener respuestas», indicó Abbott.

Sobre los cargos formulados por el persecutor de La Araucanía y el futuro de la investigación administrativa, el Fiscal Nacional explicó que en este tipo de casos, de acuerdo al protocolo establecido, sólo conocerá los resultados una vez concluida la investigación. «Si se han formulado cargos, si se ha formulado la defensa no lo sabré hasta la etapa final, en la que el fiscal investigador proponga cierta resolución, que puede ir desde la absolución -como ocurrió en una investigación anterior al mismo fiscal- o una sanción establecida en la LOC», advirtió Abbott.

Malversación en Carabineros

Sobre la revelación de antecedentes reservados que forman parte de las investigaciones por la millonaria malversación en Carabineros y el presunto desvío de gastos reservados, Abbott explicó las razones por las cuales el Ministerio Público decidió abrir investigación penal en contra de un medio de comunicación y no en contra de los parlamentarios de la Comisión Investigadora de la Cámara Baja.

«Son dos situaciones distintas. Los diputados han hecho referencia a conversaciones sostenidas con los imputados de la causa, pero no han entregado antecedentes propios de la investigación. Eso sí ha ocurrido en los otros casos, donde se dieron a conocer escritos en los cuales el fiscal Eugenio Campos pedía medidas cautelares al Tribunal con el objeto de recaudar la recuperación de fondos públicos defraudados, y esto naturalmente afectaba gravemente la investigación, porque los imputados conocieron la existencia de esta solicitud y pudieron perfectamente haber disimulado los bienes, transferido y con ello haberse frustrado diligencias de investigación», advirtió el Fiscal Nacional.

Si bien Abbott aseguró que la Fiscalía de Chile respeta absolutamente la autonomía y las facultades constitucionales de la Cámara de Diputados de hacer investigaciones, manifestó que «todas estas investigaciones tienen que hacerse con la prudencia necesaria, de modo tal de no afectar la investigación que lleva adelante la Fiscalía».