Debido a la extrema sequía que afecta al país desde hace más de una década y en especial a la Región Metropolitana, que atraviesa uno de los años más secos desde que se tiene registro, Aguas Andinas convocó a través de una misiva a cerca de 50 Municipios de Santiago y los invitó a tomar diversas medidas concretas para hacer un uso más eficiente del agua.

“Solicitamos la colaboración de las municipalidades de la Región Metropolitana, para la dictación de ordenanzas y Planes de Gestión Municipales que permitan hacer un uso más eficiente del agua en los espacios públicos. Lo que buscamos es que con esfuerzos entre los distintos actores se pueda hacer un uso más responsable de un recurso que es cada vez más escaso y, a la vez, robustecer y velar por un abastecimiento seguro y de calidad para la población, aún en escenarios climáticos tan complejos como los que atravesamos”, detalló Eugenio Rodriguez, director de clientes de Aguas Andinas. 

Para crear conciencia del problema de escasez hídrica a nivel nacional, Aguas Andinas ha desplegado diversas acciones ciudadanas. Entre ellas, campañas masivas de concientización y trabajo con las distintas municipalidades mediante charlas informativas para vecinos, capacitación para los equipos técnicos y seguimiento de consumos para alcanzar mayores eficiencias en el uso.

En este sentido, el rol de los Municipios es esencial en materia de eficiencia en el uso del agua, como, por ejemplo para: establecer horarios de riego determinados; cuidado en la utilización y disponibilidad de recursos hídricos en el ejercicio de las atribuciones contempladas para el aseo y ornato de la comuna.

Respecto de esta problemática, el ejecutivo de la empresa de servicios medioambientales expresó que “es de suma urgencia un trabajo mancomunado con las municipalidades para enfrentar la emergencia climática. Nos ponemos a su total disposición para poder enfrentar la prolongada sequía que a todos nos afecta”. 

Caso de éxito

Uno de los municipios que viene trabajando con anticipación a la adaptación para enfrentar el cambio climático es Providencia. En agosto pasado anunciaron profundos cambios en esta materia, como apostar por áreas verdes con sistemas vegetales más eficientes y sustentables. Desde septiembre de este año y durante todo 2022, el municipio plantará cerca de 110 especies en diferentes puntos de la comuna que consumen menos agua y que además ayudan a la polinización que realizan abejas, mariposas y aves.  

Asimismo, otra de las iniciativas implementadas en la comuna ha sido el riego de áreas verdes a cargo del municipio en todo horario, excepto entre las 12:00 y las 16:00 horas, para privilegiar las horas con menos calor.

“Para Providencia la situación hídrica no es una crisis, sino una emergencia, por lo que tenemos que tomar medidas de manera urgente. Hemos dispuesto el reemplazo del pasto por especies sustentable de bajo consumo hídrico, con lo que vamos a ahorrar 16 millones de litros de agua al mes. Emitimos una ordenanza de riego que acota el horario para aprovechar de mejor manera el recurso hídrico en horarios en que hay menor temperatura y también estamos implementando riego telegestionado en plazas, para evitar desperdicios y ahorrar agua”, sostuvo la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei.

Producto de estas medidas, Providencia podrá disminuirá de manera relevante el consumo de agua, el que equivale a casi cuatro piscinas olímpicas que hasta agosto se usaban para el riego de pasto ornamental, es decir, de superficies que solo cumplen un fin estético.