• Las celebraciones de Fiestas Patrias y el relajo de las medidas de prevención serían las principales causas del aumento de casos, según expertos de la Universidad de Talca. 
  • Mantener los cuidados y completar el esquema de vacunación son las recomendaciones para evitar las cifras negativas que reporta estos últimos días el Ministerio de Salud. 

 

La creciente cantidad de contagios por COVID-19 y el alza de la positividad de los exámenes PCR preocupa a los especialistas. “Claramente las cifras están en alza, por lo que queda claro que la pandemia no se ha acabado”, aseguró la directora del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Talca, Erika Retamal. 

 

“La pandemia no concluyó junto con el fin del toque de queda, por lo tanto, tenemos que retomar esta percepción de riesgo que en algunas personas se ha perdido”, recalcó la académica. 

 

Según Sergio Wehinger, director del Magíster en Ciencias Biomédicas de la misma casa de estudios, este rebrote se debe, en parte, a las celebraciones del mes de septiembre. “Estamos viendo los resultados de las Fiestas Patrias”, aseguró. 

 

“Este aumento de los contagios fue anunciado por muchos especialistas, algunos de ellos ya desde agosto hablaban del alza posterior a las Fiestas Patrias”, detalló el investigador. 

 

Además, declaró, que el aumento de casos tiene relación con el levantamiento de las restricciones, “que han ido paulatinamente relajándose debido a las buenas cifras que teníamos hasta ahora”. 

 

En esa misma línea, Wehinger hizo un llamado a continuar con las recomendaciones de autocuidado. “Ahora que las cifras están subiendo, no hay que relajar las medidas de seguridad”, y agregó, “no se nos olviden las medidas básicas: el lavado de manos, distanciamiento cuando corresponda y el uso de mascarillas”. 

 

Dosis de refuerzo 

 

Ambos especialistas coincidieron en la importancia del proceso de vacunación para evitar el aumento de las cifras fatales. “Hay que decir que este nuevo brote tiene pocas muertes y poca hospitalización, y eso se debe principalmente al efecto de las vacunas”, recalcó Wehinger.  

Sin embargo, recordó que para mantener la inmunidad de rebaño es fundamental recurrir a la dosis de refuerzo. “Pasado cierta cantidad de meses, desde la segunda dosis de la vacuna, se sabe que la cantidad de anticuerpos neutralizantes va bajando, eso es normal”, subrayó. 

 

La recomendación del especialista es a continuar con el esquema de vacunación para quienes aún no lo han completado. “La buena noticia es que varios estudios han comprobado que una tercera dosis vuelve a aumentar la cantidad de anticuerpos”, sostuvo el doctor en Ciencias Biomédicas. 

 

Por su parte, Erika Retamal aseguró que “hay un poco más de un millón de personas que no han terminado su proceso de vacunación y esto los hace más susceptibles a contagiarse, a enfermar gravemente y tener desenlaces fatales”.  

 

“Esto nos motiva a hacer un llamado a estas personas para que accedan prontamente a los lugares de vacunación. Lo mismo para quienes aún no concurren a la tercera dosis de refuerzo. Las vacunas han probado su efectividad, por tanto, es necesario continuar con este exitoso proceso”, concluyó la académica de la Universidad de Talca.