·         La académica de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UTalca, Marcela Fernández, sostuvo -entre otros- que la perspectiva económica del Código de Aguas debe ser reemplazada por un concepto más cercano al desarrollo sustentable.

 

“El cambio climático es generalizado, rápido y se está intensificando”, es una de las conclusiones principales que entregó el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). El documento de esta entidad, dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), evidencia el incremento de las temperaturas en el mundo, el aumento del nivel del mar y los problemas que se relacionan al agua, aspecto que se tornará aún más complejo, debido a fenómenos como las sequias y las inundaciones.

En ese contexto, la académica de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Talca, Marcela Fernández, quien es especialista en derecho medioambiental, señaló que Chile debería incorporar aspectos de este informe en su normativa, en especial, en algunos proyectos que actualmente se encuentran en discusión en el Legislativo, como es una iniciativa sobre cambio climático, que lleva varios años de tramitación;  además del proyecto sobre glaciares y otro que modifica el Código de Aguas.

“En Chile existe una normativa medioambiental, pero necesitamos incorporar nuevos elementos en las leyes, en relación a la gestión del agua. El objetivo es que no solo sea constituido por el propio elemento, sino que las normas consideren a ésta como un ciclo, un sistema hídrico, dando cuenta además de esta hoya o cuenca hidrográfica como unidad esencial, incorporando no solo al agua, sino que también su ecosistema”, explicó la docente.

La especialista sostuvo que, principalmente en el Código de Aguas, se observa una visión más económica sobre este elemento vital, lo que debería cambiar en la nueva legislación a un concepto más cercano al desarrollo sustentable. “Debe haber una incorporación del acceso al agua para consumo humano y para saneamiento ambiental como un derecho fundamental, considerando la función del ciclo del agua”, precisó.

Panorama actual

La académica agregó que la actual legislación consagra varios elementos importantes en materia medioambiental, que se encuentran regulados en la Ley 19.300 y su reglamento, entre los que se cuentan el sistema de evaluación ambiental y el establecimiento de planes de descontaminación, que hoy se utilizan en las ciudades y que próximamente se extenderán a zona hídricas, como es el caso del Lago Villarrica, donde se está elaborando un plan de descontaminación que será el primero de su tipo en el país.