Combatir el ingreso irregular de personas y trabajar en conjunto con los países limítrofes como parte de los ejes de la política exterior: de esta forma el Ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, explicó algunos de los principales desafíos del país en materias de relaciones internacionalesante los participantes del Seminario Internacional ANEPE: «Chile en el ámbito vecinal, post pandemia».

Durante el encuentro, encabezado por el director de la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (ANEPE), el general (R) Jorge Robles, el Canciller Allamand expuso un completo panorama a nivel global y regional en el cual se enmarcan las directrices de la política exterior chilena.

Además, el Canciller fue consultado por la política chilena en materia de migraciones. Esto tras la difusión de una serie de vídeos donde se muestra a varios grupos de migrantes venezolanos entrando a albergues tras haber sido sorprendidos ingresando de manera irregular al país.

“La amenaza de una ola migratoria irregular venezolana es efectiva. En Chile hay 500 mil venezolanos y en Perú hay una cifra aún más superior. Para evitarla, hay que trabajar en el control de las fronteras, dejar claro que los que ingresen irregularmente serán expulsados y trabajar en conjunto con Perú y Bolivia, como lo estamos haciendo, para intercambiar información y, sobretodo, para desarticular a los grupos que actúan en la frontera, precisamente, ayudando al ingreso irregular”, explicó el Canciller.

En su exposición el Canciller agregó que, en el marco de la pandemia por el COVID-19, para la política exterior chilena es de “alto interés el acceso prioritario y oportuno a las vacunas contra el COVID-19, donde el Ministerio ha jugado un activo rol en las negociaciones para garantizar este acceso”.

También recalcó la importancia de la recuperación económica como parte de esta política, remarcando la importancia de seguir estrechando lazos con nuestros actuales socios comerciales y la creación de nuevos acuerdos y tratados en esta materia con países como India, Brasil e Indonesia.

Por otra parte, también expuso detalladamente el rol y estado de las relaciones de Chile con sus países limítrofes, recalcando la importancia de fortalecer los lazos con Perú, de generar aproximaciones con el gobierno de Bolivia y seguir estrechando la “amistad profunda” que existe con Argentina, sin obviar los acuerdos y tratados que existen en materia económica, política y limítrofe.