El alcalde de Cerro Navia, Mauro Tamayo, denunció ante la Contraloría General de la República el retraso en la entrega de leche purita fortificada que se distribuye de manera gratuita en todos los consultorios a niños menores de dos años.

Son dos kilos los que mensualmente deben retirar cerca de 1500 niños y niñas de la comuna, y que este mes de mayo debieron esperar más de 10 días para que el Servicio de Salud Metropolitano Occidente, quien está a cargo de su entrega, enviara el alimento.

El documento jurídico presentado solicita “esclarecer los hechos que permanentemente están poniendo en riesgo el suministro de leche en los distintos establecimientos de salud”, explicó el alcalde Mauro Tamayo.

“La leche para todos los niños es un derecho ganado durante la Unidad Popular, y es inaceptable que exista tal nivel de desabastecimiento y ausencia de regulación por parte del Servicio de Salud Occidente. Acá  hay una negligencia inexcusable, por tanto hemos presentado al órgano máximo de control este requerimiento a objeto de que pueda generar los sumarios administrativos, e instruir las acciones que permitan terminar con esta negligencia que afecta a miles de vecinos que no cuentan con su leche”, añadió el jefe comunal.

En total, los Cesfam Cerro Navia, Albertz, Lo Amor, Steeger presentaron desabastecimiento de la leche purita fortificada, teniendo que retrasar la entrega a los vecinos y vecinas que acudían a su retiro.

En tanto, otras comunas del sector Poniente también presentaron la misma situación como en el caso de la comuna de Renca, Lo Prado y Pudahuel.