–          La iniciativa solidaria, organizada por el Centro de Estudios sobre los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CEDIA ) de UTalca, ya dispone de un lugar habilitado para recibir regalos. 

–          Este año los obsequios serán entregados a hijos de migrantes en situación de vulnerabilidad.

 

Pequeños de 0 a 12 años de edad,  migrantes, en situación de vulnerabilidad, que se encuentren en Talca, podrán recibir un regalo este año a través de la campaña navideña “Un niño/a una sonrisa”. La iniciativa solidaria es organizada por el Centro de Estudios sobre los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CEDIA)  de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Talca.

“El primer año lo hicimos con los niños y  niñas, hijos de reclusas de las cárcel de mujeres de Talca. El siguiente, en el centro penitenciario de mujeres con los niños como también en un hogar de niñas de una residencia del Sename. Posteriormente, en una residencia de adolescentes de niñas en Talca”, comentó Isaac Ravetllat, director del CEDIA.

En esta oportunidad la campaña va dirigida a los niños y niñas migrantes.  En este sentido el directivo comentó que “muchos de ellos sus padres están en situación irregular, no tienen la documentación en regla y por lo tanto esos niños y niñas, son muy invisibles y vamos a dirigir la campaña a ellos”.

En “Un niño/a una sonrisa” participan voluntarios del CEDIA que son estudiantes de pregrado y también postgrado de la UTalca. Para la entrega de los juguetes se tomarán todas las medidas sanitarias por la situación de COVID-19.

Cabe mencionar que el punto de recogida, donde las personas pueden ir a dejar los obsequios,  se encuentra en la Oficina de Partes de la Universidad de Talca, ubicado en  calle 2 Norte, N° 685 -Casa Azul-Talca. Y los días de atención son los lunes, miércoles y viernes  de 9:00 a 12:00 horas.

Para mayor información los interesados pueden escribir a cedia@utalca.cl o al WhatsApp +56979371368.

 

Juguetes

Hay algunas recomendaciones para considerar respecto a los juguetes. Lo importante es que se encuentren en buen estado y no inciten a la violencia, entre otros aspectos.

“Independiente del precio, monto. Pedimos una cosa con el regalo, en lo posible que sean juguetes nuevos, salvo que sea un juguete en muy buen estado y que parezca nuevo, porque sino es un poco injusto el mundo, es como decir nuestros hijos son merecedores de un regalo nuevo, en cambio estos niños que están en una situación de vulnerabilidad  que se conformen con un juguete usado, es injusto, por esto tratamos de romper esas inequidades, entonces buscamos juguetes nuevos”, explicó el académico especialista en Derechos de Infancia.

Comentó además que “pedimos que sean juguetes no bélicos, no pistolas, no arcos con flechas, no bombas y no sexistas en la medida que también pueda ser”, detalló.

La semana del 20 de diciembre se realizará finalmente la entrega de los obsequios a los niños y niñas, hijos de migrantes de Talca, sin duda un momento que esbozará más de una sonrisa en el rostro y corazón de los pequeños, comentó Ravetllat.