El Consejo para la Transparencia (CPLT) decidió por unanimidad de los integrantes de su Consejo Directivo denegar la entrega del número de funcionarios y ex funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) diagnosticados con trastornos de personalidad.

Esto tras rechazar un amparo (C3697-20) deducido contra la institución policial al no lograr concluir algún antecedente en contrario a lo argumentado por el organismo. Esta aludió a la inexistencia de esta estadística y a la calidad de dato personal sensible del diagnóstico de una enfermedad, acorde a lo establecido por la Ley Nº 19.628 sobre Protección de la Vida Privada.

Relativo a esto último, la recopilación de los antecedentes solicitados implica el tratamiento de datos personales y sensibles –como es la información de salud- de los trabajadores en funciones y en retiro, fin que obliga a contar con una autorización legal expresa, por lo que la institución se ve obligada a denegar el acceso.

El Consejo se ha pronunciado de forma similar en dos amparos, uno asociado a un requerimiento de estadística sobre funcionarios de la misma entidad diagnosticados con algún tipo de trastorno de la personalidad por los psiquiatras de la Jefatura Nacional de Salud (Rol C4756-18) y en una solicitud de cifras relativas a funcionarios declarados inválidos por enfermedad psiquiátrica (Rol C3106-18).