La Corte Suprema acogió el recurso de casación interpuesto por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) en contra de la sentencia del Segundo Tribunal Ambiental, de fecha 29 de marzo de 2018, la cual había anulado parcialmente la resolución sancionatoria de esta Superintendencia, que había aplicado una serie de multas a la empresa Chile Mink Ltda., por haber incumplido sus autorizaciones ambientales.

Al respecto, la referida corte, acogió las alegaciones de la SMA y determinó la necesidad de que los titulares cumplan estrictamente sus Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA).

Criaderos Chile Mink Ltda. es titular del proyecto “Aumento de producción planta elaboradora de ingredientes para consumo animal Chile Mink”, el cual posee diversas Resoluciones de Calificación Ambiental. El proyecto consiste en una planta de rendering, elaboradora de alimentos para consumo animal, utilizando para ello desechos animales provenientes de plantas faenadoras de cerdos, bovinos, avícolas, marinos, equinos u otros animales.

Entre los años 2014 y 2015, la SMA recibió denuncias por olores molestos. El 10 de junio de 2015, la SMA ordenó medidas provisionales contra la empresa y el 5 de julio de 2016, la SMA inició el procedimiento sancionatorio, con la formulación de 8 cargos por incumplimiento de sus Resoluciones de Calificación Ambiental.

El 11 de abril de 2017, la SMA dictó la resolución sancionatoria, aplicando multas que en total suman 630 UTA. Dicha resolución fue reclamada por la empresa ante el Segundo Tribunal Ambiental, quien, como se mencionó anteriormente, resolvió anularla parcialmente (causa R-154-2017).

Con la sentencia de la Excma. Corte Suprema se confirmó el obrar de la SMA, confirmando la legalidad íntegra de la resolución sancionatoria indicada.