–          La académica de la UTalca, Erika Retamal, también planteó su preocupación por el agotamiento que afecta a los trabajadores del sistema de salud, aspecto a considerar ante un eventual aumento sostenido de los casos positivos.

 

–          Resaltó que las medidas dispuestas por la autoridad sanitaria serán exitosas siempre y cuando la comunidad tenga adherencia a ellas.

 

Este jueves 24 de diciembre comenzó en Chile la vacunación contra el Coronavirus y, pese a que se trata de un importante hito para avanzar hacia la reducción de casos comenzando por el personal de salud, los expertos han hecho reiterados llamados a la población para no dejar de cumplir las medidas preventivas: lavado de manos, uso de mascarilla y distancia física. Y además, han reforzado la necesidad de identificar el origen de los contagios.

En este contexto, la directora del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Talca, Erika Retamal, hizo un enfático llamado a mejorar la trazabilidad de los casos de COVID positivo en el país hizo. La académica recalcó la urgencia por redoblar los esfuerzos, de manera de tener claridad respecto del seguimiento de los casos, aspecto relevante considerando el aumento de contagios que se han visto en las últimas semanas.
“Es importante que ya estemos pensando en cómo aumentar el testeo y la búsqueda activa de casos, además de la trazabilidad. Si bien ésta ha mejorado, seguimos teniendo problemas en identificar cómo la gente se contagia. No debiera haber dudas de quién fue el contacto estrecho”, agregó la experta de la casa de estudios maulina.
La epidemióloga sostuvo que uno de los aspectos que debiera concentrar la atención de las autoridades -previendo un ascenso sostenido de los casos- es la actual situación de los funcionarios de salud, muchos de los cuales no ha tenido descanso desde los momentos más complejos de la enfermedad. “El personal ha estado en alerta desde marzo a la fecha. La enfermedad alcanzó su peak durante los meses de mayo y junio, momento en el que tuvimos la mayor cantidad de casos en el país, por ende la mayor cantidad de hospitalizados y fallecidos. En ese instante hubo mucha presión en el sistema sanitario”, dijo.
“Muchos y muchas no han podido tomar descanso ni vacaciones, por tanto es probable que necesiten tomarlas durante enero y febrero. Vamos a ver una disminución del personal. A lo mejor habrá personal de reemplazo que no tiene la experiencia en la atención de pacientes COVID. Espero que la autoridad sanitaria esté pensando en cómo solventar este posible problema”, recalcó la académica.
Erika Retamal añadió que la transmisibilidad del virus ha ido en ascenso durante las últimas semanas. Resaltó que no ha crecido solamente el número de casos, sino también el R efectivo y la positividad de los exámenes, por lo que es imprescindible redoblar los esfuerzos para prevenir la enfermedad. “Tenemos que pensar que las personas que hoy aparecen como COVID positivo se contagiaron hace más de siete días, por tanto, el impacto de las últimas medidas de la autoridad sanitaria todavía no la alcanzamos a pesquisar.  Sin embargo, no podemos negar que estas medidas serán exitosas siempre y cuando la comunidad tenga adherencia a ellas”, dijo.