COMUNICADO DE PRENSA

Las organizaciones Ecosistemas, Coordinadora Ciudadana No Alto Maipo, Bestias del Sur salvaje, entre otras, cuestionan que la CEO de la sanitaria, Marta Collet polemice solamente sobre los impactos que tendría el proyecto minero Los Bronces Integrado de Anglo American en los recursos hídricos de la cuenca alta del río Mapocho y el abastecimiento de agua potable para gran parte de Santiago, cuando la misma Aguas Andinas, que ella dirige, mantiene un contrato irregular con AES Gener para el proyecto Alto Maipo, cuyas obras impactan severamente la cuenca alta y media del río Maipo, poniendo en riesgo el suministro de agua potable y riego para los habitantes de la Región Metropolitana y parte de la Región de Valparaíso, en la desembocadura del Maipo.

Esto, luego de que la ejecutiva de Aguas Andinas enviara una dura carta a diversas autoridades, en el marco de la evaluación ambiental de Los Bronces Integrado, manifestando preocupación por “los efectos del proyecto en los recursos hídricos de la cuenca alta del río Mapocho y sus impactos en el suministro de agua potable a una zona del Gran Santiago, especialmente por la escasez hídrica que sufre la zona en la que se emplaza el proyecto y la afectación de los glaciares por depositación de material particulado sedimentable y por vibraciones que provocaría la ejecución del proyecto”.

“Coincidimos con la representante de Aguas Andinas en que al intervenir drásticamente las cuencas se generan numerosos impactos sociales y ambientales negativos, lo que es aún más grave cuando nuestras cuencas ya han sido degradadas y fragilizadas por innumerables intervenciones industriales de cordillera a mar, a lo que hoy se suman los efectos de la desertificación. Es el caso de las cuencas de los ríos Mapocho y Maipo, de las que depende una numerosa población. Si la preocupación socioambiental es real la sanitaria debiera derogar el contrato que mantiene con AES Gener desde el año 2011, prorrogado en 2019” puntualizó el presidente de Ecosistemas, Juan Pablo Orrego.

Tal como el proyecto minero Los Bronces Integrado, Alto Maipo fue cuestionado desde sus inicios porque en su evaluación ambiental no presentó, entre otros, estudios hidrológicos e hidrogeológicos adecuados que permitieran evaluar cabalmente los múltiples impactos que causaría la mega intervención de la cuenca del Maipo, que hoy se encuentra con decreto de escasez hídrica, y con sequía declarada, es decir, su materialización pone en grave riesgo el abastecimiento de agua potable y riego para los 7 millones de habitantes del gran Santiago. En la construcción de Alto Maipo también se interviene la alta montaña y los acuíferos, en particular con la perforación de los túneles.

“Como Coordinadora Ciudadana No Alto Maipo desconfiamos de la preocupación de Aguas Andinas sobre la expansión de la minera Los Bronces porque respecto de Alto Maipo señalaron cosas parecidas entre los años 2007 y 2011. Públicamente aseguraron que el proyecto de Aes Gener ponía en riesgo la operación sanitaria y disponibilidad de agua para Santiago. Sin embargo, llegaron a un acuerdo con Alto Maipo y dejaron de oponerse al desarrollo del proyecto por una importante suma de dinero”, señaló la vocera Marcela Mella.

Cabe recordar que Aguas Andina fue inicialmente opositora a Alto Maipo, sin embargo, la oposición se desvaneció con la firma de un cuestionado contrato entre ambas empresas privadas, a través del cual Aguas Andinas, cuyo único giro es proveer agua potable, se involucra en un negocio eléctrico, y le arrienda a Alto Maipo para su operación el uso de las reservas estratégicas de agua potable para Santiago del Embalse El Yeso, Laguna Negra y Laguna lo Encañado, de hecho, bienes nacionales de uso público. Solo la renovación del irregular contrato le significó a la sanitaria percibir 10 millones de dólares.

Esperamos que la actual declaración pública de Aguas Andinas expresando su “preocupación” por los potenciales impactos negativos de Los Bronces Integrado no presagie otro acuerdo y transacción financiera entre las empresas que termine aplacando el cuestionamiento de la sanitaria al proyecto minero. Al contrario, la ciudadanía llama a la sanitaria a ser coherente con su renovada postura ambiental, y cancele definitivamente el contrato con Alto Maipo, que la instala como socia clave de un proyecto que degrada la estratégica cuenca del río Maipo, poniendo paradojalmente en riesgo el abastecimiento de agua potable para millones de chilenas y chilenos.

FUENTE:

Comunicaciones Ecosistemas

Red por los Ríos Libres/ Ley Río Salvajes/No Alto Maipo/