Desde hace varios meses, un grupo de personas se han dedicado a enviar a los medios de comunicación diferentes denuncias referidas a la gestión de la comunidad Mau Henua.

En sus diferentes informaciones imputan delitos y actos irregulares, además anuncian acciones, que una vez que el medio publica, se dedican a distribuir en las redes sociales con el objeto de atribuirse seriedad en sus declaraciones. Este accionar se ha hecho recurrente y nos hemos visto en la obligación de aclarar en cada oportunidad.

De esta forma, han provocado una serie de inconvenientes con autoridades y organismos que, ante este tipo de ruidos, legítimamente se preocupan. Lo mas triste es que muchas de estas personas son efectivamente personas de Rapa Nui.

Solo en el ultimo tiempo, han impulsado casi 7 elecciones distintas, con asambleas en las que nunca han logrado formalizar un veto al directorio. Después de 7 procesos diferentes, en los que incluso se han recogido firmas, llamando a asambleas, modificado plazos y realizado verdaderas campañas electorales, nunca han logrado materializar nada por vía reglamentaria. Inconsistencia en la información, falta de quorum o escasa asistencia, han desgastado su accionar.

En lo concreto, en forma legal, no existe otro directorio, ni se está a la espera de la ratificación de nada. Quienes están detrás de esto, en el mejor de los casos se atribuyen un nombre y cargo que no tienen.

Respecto de las denuncias que formulan sobre irregularidades, son una serie de antecedentes mezclados, que se presentan parcialmente para otorgar un dejo de veracidad o simplemente sembrar la sospecha o promover rumores. En este aspecto estamos 100% disponibles para cualquier investigación.

Responsablemente, por gravedad de lo realizado interpondremos acciones legales en contra de los responsables de estas declaraciones, como así también de quienes sean los autores de correos electrónicos anónimos que se hacen circular en medios informativos y autoridades.