Durante octubre, 200 buses en recorridos altamente transitados harán el llamado a
incentivar a las mujeres a realizarse la mamografía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como parte de las iniciativas del mes del cáncer de mama y, en el día internacional del mismo
(19 de octubre), Buses Vule –empresa de transporte público del sistema RED– y Fundación
Arturo López Pérez (FALP) lanzaron la campaña informativa “Muévete contra el cáncer de
mama” para concientizar sobre la importancia de la detección temprana de la enfermedad.
Son gráficas dispuestas en 200 buses que se movilizan por recorridos altamente transitados
con datos que incentivan la detección temprana, como la importancia de la mamografía, el
alcance del autoexamen en el autoconocimiento del cuerpo y las posibilidades de
recuperación que trae la detección temprana. De acuerdo con FALP, un cáncer detectado a
tiempo tiene 95% de posibilidades de curación efectiva, lo que se traduce en que 9 de cada
10 mujeres podrían sobrevivir si un cáncer de mama es detectado de manera oportuna.
“Como empresa de transporte público, acompañamos a nuestros pasajeros mientras se
desplazan a sus trabajos y vida cotidiana. En promedio, 320.000 personas se suben a
nuestros buses cada día, por lo que creemos que estos espacios son una herramienta
importante para compartir información valiosa. Esperamos que esta campaña apoye a
visibilizar la realidad del cáncer de mama en nuestro país, e inspire a que las personas acudan
a los exámenes cuando estos sean necesarios”, señala Simón Dosque, Gerente General de
Buses Vule.
Badir Chahúan, Jefe de Cirugía Oncoplástica Mamaria de FALP, explica que por años la
Fundación “ha buscado promover la mamografía anualmente en las pacientes desde los 40
años, con el fin de que el cáncer de mama deje de ser la primera causa de muerte por cáncer
en las mujeres chilenas. Esta es una patología que se puede tratar y curar en gran parte de
los casos, pero para ello necesitamos llegar a tiempo”. Y aunque enfatiza que el autoexamen
no reemplaza la mamografía, si recomienda que las mujeres comiencen a realizarlo desde
los 20 años como forma de conocimiento de su cuerpo para mantenerse alerta ante cualquier
cambio y consultarlo con un especialista.
“Esperamos que los mensajes lleguen a todas y todos, y que la colaboración con la Fundación
incentive a las mujeres a retomar sus controles mamográficos preventivos. Como dicen los
expertos no hay que tener miedo, el diagnóstico oportuno es muy importante”, finaliza
Dosque.