La coordinación de la Dirección Regional de Sernapesca en Valparaíso con Carabineros de la región de O’Higgins, arrojó com resultado dos vehículos con transporte de pesca ilegal, sin la correspondiente acreditación de origen legal.

En total fueron 7.400 kilos de productos los incautados la madrugada del martes, en fiscalizaciones realizadas en los límites de las regiones de Valparaíso y O’Higgins. El recurso se desglosa en 6,8 toneladas de merluza común y un segundo hallazgo de 600 kilos de diversas especies. Ningún recurso contaba con la documentación que acreditara su origen, lo que implica que fue extraído ilegalmente, quedando en poder de los infractores, pero a disposición de lo que determine el Magistrado y citados al Juzgado respectivo.

Para el cumplimiento de la normativa establecida en la Ley de pesca, los funcionarios y funcionarias de Sernapesca, en base a la aplicación de análisis de riesgo focalizan su accionar en diversos frentes, pero tras la aprobación de la Ley de modernización de Sernapesca, hay un foco especial en evitar la comercialización de pesca ilegal.

La Directora Regional de Sernapesca Valparaíso, Soledad Tapia Almonacid, manifestó que “hacemos un llamado a todos aquellos que compran recursos del mar, a que se preocupen de comprar en lugares autorizados y que cumplan con toda la normativa actual vigente. En caso de dudas pueden llamarnos al 800 320 032”.

Los controles de Sernapesca, Carabineros, la Armada y otros organismos fiscalizadores agrupados en la Red Sustenta continuarán, con el afán de cumplir su mandato de resguardar la sustentabilidad de esta pesquería relevante para el país, y para los pescadores artesanales y sus familias, que dependen de este recurso en estado de sobreexplotación.