Gracias a un convenio firmado por la Universidad de Talca, alumnos de la Clínica Jurídica podrán prestar servicios en ambos entes públicos.

Había razones de sobra por las que celebrar en la Clínica Jurídica, entidad dependiente de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Talca que busca brindar un servicio profesional digno y de calidad a las personas de escasos recursos que se ven en la necesidad de recurrir a la Justicia.

 

Por un lado, se inauguró sus nuevas oficinas acondicionadas especialmente para sus necesidades en calle 1 Norte 541 y, por otro, sellaron un convenio que permitirá que sus estudiantes puedan hacer pasantías en el Servicio de Registro Civil e Identificación y en el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género.

 

“Esta actividad se enmarca dentro de una serie de convenios que la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales está celebrando. Como Universidad Pública nos corresponde y es una obligación nuestra el que nuestros alumnos también aporten como servicio a personas de escasos recursos y que presten sus asesorías”, destacó el decano Raúl Carnevali tras colocar su rúbrica en el mencionado acuerdo.

 

Uno de los objetivos del convenio es que los estudiantes puedan colaborar al Registro Civil en temas relativos a las posesiones efectivas. “Por lo general, las personas no realizan testamentos cuando fallece una persona, son sus familiares los que realizan la posesión efectiva. Es un trámite engorroso, entonces es bueno que las personas aprendan a ocupar bien esta herramienta”, comentó Sonia González, directora regional del Servicio de Registro Civil e Identificación.

 

Por su parte, Sandra Ulloa, directora regional del Sernameg, valoró el acuerdo con la Universidad si se considera que “el tema de la violencia de género en las regiones es un tema crítico”.

 

“Si bien nuestros abogados son expertos en la materia, muchas veces no dan abasto. Gracias a la ayuda que nos brindará la Clínica Jurídica podremos derivar a todas las mujeres que lo requieran”, agregó.

 

En esa línea, recalcó las pasantías que realizarán los estudiantes en los centros de la mujer y en las casas de acogida, donde a su juicio podrán “conocer esa realidad que no se estudia, sino que se conoce en terreno”.

 

En tanto, Marcela Acuña, directora de la Escuela de Derecho de la UTALCA, explicó que “la Clínica Jurídica se inserta dentro del plan de formación de los estudiantes de derecho. Es una asignatura obligatoria dentro del plan de formación que pretende potenciar las competencias de nuestros estudiantes de cara de lo que va a ser su profesión. Sin embargo, cumple también una función social relevante. Convenios como estos, nos permiten entregar un mejor servicio a nuestra comunidad”.