Fue golpeada,  desnudada por hombres, ridiculizada por su identidad de género y hasta impedida de acceder a medicamentos para tratar una enfermedad en las cárceles del Biobío, Alto Hospicio, Antofagasta y La Serena. Todos los  hechos fueron confirmados en fallos de los propios tribunales.

Una mujer trans, María del Pilar López Barrera (43),  presentó hoy en el 12 Juzgado Civil de Santiago una inédita demanda contra el Estado de Chile, luego de haber sido torturada y agredida en razón de su identidad de género en distintos Centros de Cumplimiento Penitenciario (CCP) del país, donde en diciembre pasado terminó por cumplir una condena de 15 años.

En la demanda por indemnización de daños y perjuicios interpuesta contra el Consejo de Defensa del Estado el abogado Juan Pablo Badani precisó que “desde un inicio del cumplimiento de su condena, en diferentes cárceles del país”, María del Pilar, sufrió “malos tratos y burlas de parte del personal de Gendarmería de Chile, humillaciones, incluso apremios ilegítimos. Cabe señalar que siempre el origen de estos hechos, radicaban en su identidad de género, así como en llamarla por su nombre legal”

“Entre otros, la mujer fue golpeada, desnudada, revisada por personal masculino de Gendarmería e incluso impedida de acceder a medicamentos para tratar una enfermedad. Todas las veces que denunció los abusos, María del Pilar ganó los casos en tribunales. Gendarmería, lejos de cumplir los fallos de tribunales, exacerbó su violencia contra  la mujer”, señaló el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), organismo que lleva unos dos años siguiendo el caso.

Los abusos ocurrieron en el CCP del Biobío, de Alto Hospicio, y de Antofagasta y de La Serena.

Entre otros, fallaron a favor de María del Pilar las cortes de Apelaciones de Concepción, de Iquique, Antofagasta y de La Serena.  Más aún, en dos ocasiones fue la propia  Corte Suprema la que falló a favor de la víctima, “luego de que Gendarmería apelara con transfóbicos argumentos, pues exigía tratarla como hombre y no como mujer”, redondeó el Movilh.

“Uno de los aspectos más graves de este caso, es que luego de que los tribunales exigieran a Gendarmería tratar a la víctima por su nombre social, así como respetar en todo momento su identidad de género, la reacción de los gendarmes fue más violenta, incumpliendo así los órdenes de los propios tribunales y convirtiendo a las cárceles en tierra de nadie” apuntó el Movilh

En diciembre pasado “María del Pilar fue diagnosticada con trastorno del estrés postraumático crónico,como consecuencia de los hechos, malos tratos, golpes, apremios ilegítimos, discriminación y burlas sufridas por un agente del Estado, como lo es Gendarmería de Chile”, señaló en la demanda el abogado Juan Pablo Badani.

El Moivlh dijo “esperar justicia en este caso, el cual no solo servirá para paliar el daño causado a María del Pilar, sino también para que de una vez Gendarmería cese con los abusos en razón de la orientación sexual o la identidad de género de los/as internos y a veces también de los funcionarios LGBTI”.