En esta época, entre las afecciones respiratorias más frecuentes es la bronquitis aguda, una afección inflamatoria que afecta al árbol bronquial.

Según Maite Rodríguez, académica de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, “la fitoterapia ha demostrado claramente su acción terapéutica” en estos casos.

La químico farmacéutica detalla una serie de plantas y productos naturales que pueden ser empleados para combatir la bronquitis y la tos:

Tratamiento de bronquitis

Jengibre: Es una especie que tiene una acción antiinflamatoria e inmune, que puede ayudar con algunos tipos de irritación bronquial y bronquitis, además puede mejorar procesos alérgicos y la inflamación. La cantidad adecuada de jengibre para un adulto es de entre 75 y 2.000 mg al día en dosis divididas o sea que puedes triturar 2 cucharadas de la raíz,  en el agua caliente u otra bebida, o puedes mezclar mezclar ½ cucharadita y agregar una pizca de cada una de los siguientes elementos: jengibre, clavo de olor, miel y pimienta en agua caliente para preparar un té.

Hinojo: Se utiliza para aliviar la tos crónica de la bronquitis y de las enfermedades pulmonares. Se prepara en infusión en agua y se utiliza en las noches según las recomendaciones de la medicina tradicional.

Eucalipto: Puede utilizarse por el contenido de sus aceites esenciales para tratar la bronquitis aguda y crónica. Además es un importante antibiótico natural por lo que se ha utilizado para combatir las infecciones y lo puede hacer tan eficazmente como algunos antibióticos. Puede ayudar en la recuperación de la sinusitis.

Equinácea: También es una especie muy útil para tratar problemas respiratorios, porque activa el sistema inmune. Es recomendable tomar equinácea para  prevenir los resfriados que llevan a padecer bronquitis; también ayuda a combatir las infecciones del sistema respiratorio; se recomienda tomar 300 mg de equinácea tres veces al día. Hay cápsulas o comprimidos de equinácea disponibles en las farmacias naturistas como Knop y Hanemman.