–          La autoridad autorizará a partir del próximo 23 de noviembre la entrada al país de personas de otras nacionalidades no residentes, lo que abrirá la opción de reactivar el turismo. Al respecto, académicos de la UTalca enfatizan en la necesidad de mantener las medidas sanitarias para evitar todo tipo de riesgo de contagio de COVID-19.

–          “Debe observarse cómo funciona en la realidad, es un riesgo estar en contacto con personas que vienen de otras latitudes, con otra circulación del virus”, dijo la  académica del Departamento de Salud Pública de la UTalca, Loreto Núñez.

 

Un llamado a mantener y poner especial cuidado y rigurosidad en las medidas preventivas que eviten el riesgo de contagio de Coronavirus, hicieron los salubristas y académicos de la Universidad de Talca, Daniel Jiménez y Loreto Núñez. Esto en el contexto de la apertura de fronteras, acción que será formalizada a las 00.00 horas de este lunes 23 de noviembre, solo a través del Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de la ciudad de Santiago.

Las autoridades dispusieron un plan especial para la llegada de los extranjeros no residentes en el país, que contempla la entrada a territorio nacional solo a través del terminal aéreo capitalino. En este sentido, se solicitará un examen de PCR tomado en un plazo máximo de 72 horas antes de abordar el avión con destino a Chile, un seguro de salud, y el pasaporte sanitario. Además, las personas que viajen desde países catalogados por la Organización Mundial de Salud (OMS) con transmisión comunitaria, deberán realizar una cuarentena por 14 días. Junto con ello, se implementará un sistema de monitoreo por dos semanas para quienes provengan de países que no tengan esa situación.

“Desde el lunes 23 de noviembre nuestro país abre sus fronteras para que personas de cualquier parte del mundo nos visiten, esto en el contexto de la pandemia de COVID-19. Si bien la movilidad siempre conllevará un riesgo, la idea es que éste sea el mínimo posible y lo hacemos mediante las medidas que se dispuso para estas personas que ingresen al país. Lo primero es que se tienen que tomar un test PCR no más allá de 72 horas previo al viaje; lo segundo, es que tienen que informar cuál es su origen y hacia dónde van; y lo tercero, es que serán monitoreados continuamente durante 14 días para observar la existencia de algún síntoma, de manera de hacer aislamiento y trazabilidad de los casos de ser necesario, y así evitar brotes en los lugares destino”, explicó el director de Salud del Estudiante de la casa de estudios maulina, Daniel Jiménez.

Al respecto, la epidemióloga del Departamento de Salud Pública de la UTalca, Loreto Núñez, fue enfática respecto de la circulación del virus, cuya propagación dijo, es desigual en nuestro territorio. De esta forma hizo un llamado a mantener el lavado de manos, el uso correcto de mascarilla y el distanciamiento físico, entre otras precauciones: “Frente a la apertura de la frontera a través del aeropuerto, hay que mantener esas medidas. Van a llegar personas que van a presentar un PCR negativo, tomado como máximo a 72 horas del ingreso al país. Esto es una situación que debe observarse como funciona en la realidad, siempre es un riesgo estar en contacto con personas que vienen de otras latitudes con otra circulación del virus. Ya sabemos que en el Hemisferio Norte está circulando fuertemente, entonces hay que tener una conducta preventiva como deberíamos tenerla hasta que tengamos la vacuna disponible”.

En tanto, Jiménez sostuvo que las medidas especiales dispuestas por la autoridad traerán consigo aspectos positivos, como la reactivación del sector turístico y la economía nacional, sin embargo dijo, no hay que relajar las medidas de seguridad, enfocadas a evitar el contagio del COVID-19.