El fiscal Gonzalo Monterrios informó que se los imputados utilizan el sistema con georeferenciación para la venta de drogas como éxtasis, cocaína y marihuana.

La aplicación es conocida como Grindrs y es una red social que permite contactar a personas que se ubiquen en las inmediaciones, permitiendo conversaciones privadas y conformación de citas, pero la investigación de la Fiscalía de Ñuñoa y la PDI permitió develar que esta red estaba siendo utilizada para la venta de diversos tipos de drogas.

Así lo señaló el fiscal Gonzalo Monterríos, tras concretarse la detención de una cuarta persona que fue detectada ofreciendo y concretando la venta de 6 envoltorios de cocaína a cambio de 40 mil pesos en el sector del Parque Bustamante, en Providencia. Posteriormente se incautaron en su vehículo 19 envoltorios más y 51 gramos más de droga en su hogar.

El Fiscal Monterrios explicó que el medio utilizado para la venta de droga “se trata de una aplicación de contactos de parejas y dentro de eso se denunció que estaba siendo utilizada para el ofrecimiento de droga, a través de simbología. Posteriormente se concretaba un encuentro para la entrega de la droga. Nos hemos dado cuenta que se ha vuelto reiterativa la venta de droga por medio de estas redes sociales, a la fecha se han detenido a cuatro personas”.

Esta jornada se concretó la formalización del imputado Saúl Sánchez Muñoz, quien fue detenido este martes tras la compra realizada por un agente revelador. El imputado fue formalizado por el delito de tráfico de drogas en pequeñas cantidades y se decretó la medida cautelar de firma y prohibición de salir del país, con un plazo de investigación de 120 días.