El General Mario Rozas destacó la creación de la Dirección de Derechos Humanos y la implementación de medidas que se enmarcan en el Acuerdo Nacional de Seguridad Pública, además de plantearse el desafío de optimizar la calidad del servicio preventivo destinado a la seguridad de la personas.

El General Director de Carabineros, Mario Alberto Rozas Córdova, realizó su primera Cuenta Pública al mando de la Institución, en la que dio a conocer los principales resultados del trabajo preventivo y operativo de 2018, además de informar los desafíos, compromisos y metas por concretar para optimizar la seguridad pública del país y de los habitantes del territorio nacional.

En una ceremonia realizada en el Teatro Municipal La Pintana, encabezada por el Vicepresidente de la República, Andrés Chadwick Piñera, la máxima autoridad institucional destacó que la gestión de los últimos meses ha tenido como base las principales tareas emanadas de las 150 medidas del Acuerdo Nacional de Seguridad Pública, entre las cuales se contempla la Modernización y Fortalecimiento de las Policías.

Es por ello, dijo, que se está trabajando en la especialización de las funciones policiales; en optimizar la relación con la autoridad civil y la ciudadanía; en incrementar los niveles de profesionalización del personal; y en la profesionalización de la organización policial. Con ese propósito, se llevó a cabo un diagnóstico por parte de la Fundación Paz Ciudadana y se avanza en el Plan Estratégico de Desarrollo Policial, la Creación de un Sistema de Auditoría Externa Permanente y en la Rendición de Cuentas Públicas a nivel Nacional, Regional y Comunal, mientras que ya fue implementado el Sistema de Auditoría Interna.

Rozas, además, hizo hincapié en el fortalecimiento de la profesionalización policial, en la ya creada Dirección de Derechos Humanos y en la ejecución de programas para la formación continua en esta materia. Adicionalmente, indicó, se está desarrollando un nuevo modelo de detección y denuncia de conductas indebidas, a la vez que se trabaja en optimizar la distribución de los recursos humanos y logísticos en el territorio.

También informó que la Institución se encuentra en etapa de diseño del Plan Estratégico de Desarrollo Policial, en conjunto con el Ministerio del Interior y Seguridad Pública.

El General Rozas detalló los desafíos por los que trabajará intensamente con el propósito de optimizar la labor institucional en beneficio de la comunidad. En el ámbito del Personal, se aumentarán los incentivos para que los jóvenes chilenos quieran formar parte de Carabineros, se mejorará la formación en su etapa inicial y la actualización continua de los conocimientos, además de las condiciones de habitabilidad y seguridad de los uniformados para la labor operativa.

Respecto de los cuarteles, no se descuidarán sectores del país eliminando unidades policiales en beneficio de otros territorios, se pretende inaugurar 10 cuarteles a nivel nacional y 1 centro médico, los que se sumarán a las 5 unidades puestas en funcionamiento durante 2018. En relación a los recursos logísticos, se generará un trabajo conjunto y cooperativo con los gobiernos regionales y comunales para la reposición de los vehículos y se gestionará en el menor tiempo posible la reparación y reposición del parque vehicular que no esté operativo.

En tanto, para mejorar la calidad del servicio ofrecido a la comunidad, el General Director se refirió a la contratación de personal civil para la recepción de denuncias en las Comisarías, junto con la ampliación de la oferta de la Comisaría Virtual, medidas que contribuirán a liberar de funciones administrativas a los uniformados, para distribuirlos en las calles del país para la protección de las personas. También se reforzará el monitoreo continuo de los indicadores de gestión, a través del “Call Center” de la Institución y la figura del “cliente incógnito”, utilizados para detectar eventuales falencias. En este sentido, se trabajará en la disminución de los tiempos de respuesta ante llamados de emergencia.

Se continuará con las rondas preventivas extraordinarias y el despliegue de recursos especializados en lugares de afluencia masiva de público. Se realizarán alianzas con gobiernos regionales, provinciales y comunales para ejecutar rondas intersectoriales e invertir en tecnología y recursos para apoyar la labor preventiva. Se hará hincapié, sostuvo, en que los comisarios mantengan una relación estrecha y colaborativa con alcaldes y gobiernos locales.

Junto con ello, a través de diversas estrategias, se incentivará la denuncia de hechos delictuales por parte de la comunidad, a la vez que se trabajará de manera conjunta con los gobiernos locales y/o la empresa privada para generar medidas de autocuidado en las personas. Para incrementar el acercamiento de Carabineros con la ciudadanía, el desafío es concretar reuniones con el 100% de las organizaciones comunitarias.

INSTANCIAS ESTRATÉGICAS PARA LA PREVENCIÓN
El General Director de Carabineros resaltó que durante 2018 fue creada la Unidad de Coordinación Estratégica, a cargo de la Subsecretaría del Interior, con la cual se inició el trabajo de la Macrozona Norte, enfocada en combatir el crimen organizado transnacional; y de la Macrozona Sur, cuyo propósito es neutralizar la violencia rural, el robo de madera y el abigeato. En tanto, se encuentra en etapa de implementación la Macrozona Centro, para prevenir los delitos con armas de fuego, la receptación, los delitos contra la propiedad y el tráfico de drogas.

A su vez, señaló, una de las instancias más relevantes han sido las sesiones del Sistema Táctico de Operación Policial (STOP). Se han realizado 343 reuniones a nivel nacional, en las que se han tomado 1.574 compromisos en beneficio de la seguridad de la comunidad, traduciéndose aquello en mayor presencia policial en terreno, más controles preventivos y fiscalizaciones, arrojando como resultado el incremento de la cifra de detención de individuos, con un 34,1% de disminución de casos policiales.

CIFRAS PREVENTIVAS Y OPERATIVAS
El General Rozas entregó cifras sobre el despliegue operativo a nivel nacional, entre las que destacan la existencia de 973 cuarteles de Carabineros a lo largo del país, 5.376 vehículos para el servicio preventivo, además de 379 bicicletas y un total de 59.184 funcionarios en servicio activo, entre oficiales, suboficiales y personal civil de apoyo administrativo.

Durante 2018, Carabineros realizó 14.477.502 procedimientos policiales en todo el país; es decir, un promedio de 27,5 procedimientos por minuto. Como resultado de su labor, 462.388 personas fueron detenidas por delitos o faltas (147.665 por Delitos de Mayor Connotación Social) y 223.796 aprehendidos pasaron a control de detención en los Tribunales de Justicia.

En el periodo también se llevaron a cabo 8 rondas preventivas extraordinarias, las que dejaron 38.968 detenidos y la incautación de 441 vehículos, 1.439 armas y 687 kilos de droga. Para ello, 51.490 Carabineros trabajaron más allá de su horario habitual, para llevar más tranquilidad a los barrios del país.

Por su parte, las unidades especializadas de la Institución desarticularon 143 agrupaciones delictuales, las que se suman a las 1.503 que sacaron de circulación las unidades territoriales. A su vez, 41.410 vehículos fueron encargados por robo, recuperándose el 69.7% de éstos.