– El ministro de Minería, Baldo Prokurica, señaló que la Onemi y Sernageomin, están tomando todas las medidas para resguardar la seguridad de comunidades y turistas que se encuentran en la zona.

 

Luego que el Volcán Villarrica aumentara su actividad en los últimos días, pasando a alerta naranja, el ministro de Minería, Baldo Prokurica, se reunió con los directores nacionales de Onemi y Sernageomin, Ricardo Toro y Alfonso Domeyko, respectivamente, con el fin de evaluar acciones preventivas para entregar tranquilidad y seguridad a los turistas y comunidades cercanas a las zonas con volcanes activos.

Tras la reunión, el secretario de Estado señaló que “se están adoptando todas las medidas necesarias a fin de resguardar la vida y la integridad física de las personas. Esto significa, en la práctica, una serie de medidas en terreno para organizar a la comunidad, para mantenerla informada, y sobre todo para entregar información a través de los canales oficiales”.

En esa línea, la autoridad agregó que “a través de la página de Onemi, se pueden ver y conocer los lugares a donde se pueden dirigir en caso de una emergencia. Además, se ha adoptado la tecnología para que ante un eventual riesgo se pueda enviar una alerta a través de los teléfonos celulares, igual como se hace en caso de tsunamis”.

Por su parte, el director de Onemi, Ricardo Toro, sostuvo que “desde el punto de vista de la protección civil, se está monitoreando permanentemente ambos volcanes y ante indicaciones que así lo ameritan puede haber dos fases: la evacuación preventiva, porque puede ser que el volcán esté indicando una eventual erupción y ahí están organizadas las zonas de evacuación para salir a zonas seguras. Por otra parte, si el volcán presenta una manifestación súbita, se han establecido los puntos de encuentro transitorios que deben ser conocidos por las personas para dirigirse a esos lugares”.

Toro puntualizó que las personas que deben evacuar, en caso de una emergencia, son las que viven en zonas rurales y urbanas de Pucón, aquellas que están en zonas rurales de Villarrica y la localidad de Lican Ray.

El director de Sernageomin, Alfonso Domeyko, señaló que “estamos manteniendo un monitoreo permanente con diferentes equipos de medición, sismógrafos, y cámaras para ver la evolución de los volcanes. Es habitual que los macizos pasen de un estado a otro y por eso tenemos el observatorio donde se monitorean 45 volcanes”.

Domeyko agregó que la alerta naranja implica que los informes sobre la actividad del volcán se están emitiendo cada 24 horas y se está realizando doble turno de los geólogos que están a cargo del Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur para analizar la actividad de los macizos.