Un total de 53 ciudadanos extranjeros que participaron y fueron detenidos en hechos de violencia posteriores al 18 de octubre de 2019 deberán abandonar el país tras la decisión del Gobierno de tramitar sus respectivas órdenes de expulsión. 34 decretos ya fueron firmados por el subsecretario del Interior Juan Francisco Galli, 12 se encuentran están en trámite y 7 en el Departamento de Extranjería y Migración (DEM).

La mayoría de las expulsiones (68%) corresponden a personas que fueron imputadas luego de ser detenidas en medio de saqueos a supermercados y locales comerciales.

El subsecretario Galli explicó que “aquellas personas que incumplan gravemente nuestras normas sociales, involucrándose en graves hechos de violencia o en saqueos, como ocurrió después del 18 de octubre y además estén en condición irregular en nuestro país, lo que corresponde es que de acuerdo a su condición migratoria sean expulsados de Chile”.

La autoridad agregó que para el Gobierno existe una línea muy clara: “toda persona que se encuentre en una situación irregular en nuestro país y que nosotros conozcamos de su participación en graves desórdenes o hechos de violencia vamos a proceder de acuerdo a nuestro ley”.

En la nómina de personas ya notificadas se encuentran 12 peruanos, seis venezolanos, seis colombianos, cuatro ecuatorianos, tres dominicanos, un boliviano y un haitiano. Destaca el caso, además, de un sujeto de nacionalidad venezolana, quien el 15 de noviembre fue grabado descargando un camión con un acoplado lleno de piedras, las que fueron dejadas en medio de una protesta en Plaza Italia.