Hace 10 años atrás, Google anunciaba la apertura de su oficina en Chile: “Estamos convencidos de que Chile tiene un enorme potencial”, fueron las palabras que acompañaron el arribo de la compañía al país. Y sin duda la historia escrita en esta década ha demostrado con creces que los planes de apoyar el crecimiento del ecosistema digital han ido más allá, tomando un rumbo que nadie esperaba para la pequeña oficina de ese entonces. Siempre con el objetivo de hacer la información accesible para todas las personas del país y apoyar al mejor uso de la tecnología, considerando que los chilenos destacan como adoptadores tempranos de nuevas tecnologías, característica que ha cobrado vital importancia desde que la pandemia del Covid-19 llegó al país.

Echando la mirada atrás, desde 2011 en Google hemos trabajado para cumplir el compromiso que adquirió tanto con el crecimiento digital de Chile y la Región, como también con el mejoramiento de la conectividad y la creación de una nube pública más segura. Todo, a través de distintas iniciativas y herramientas que se han puesto en marcha durante el último tiempo.

Ya en marzo del 2012 vimos llegar YouTube a Chile, y desde entonces ha podido dar voz a diversos creadores y creadoras, poniendo igualmente el mundo a su alcance, siguiendo la convicción de que todos y todas deben tener la oportunidad de expresarse, y que el mundo es un lugar mejor cuando escuchamos a los demás, se comparte información y se crea una comunidad a través de las historias. Es así como hemos visto nacer estrellas como Hola Soy German y Juegagerman, WokiToki o Claudipia; ventanas de expresión como Galería Cima y hemos acompañado tiempos complejos como el que vivimos, acercando contenido como las clases de Yoga de MalovaElena y las comidas caseras de Alvaro Barrientos.

Con la llegada de Google Street View, también en 2012, iniciamos el camino que actualmente le permite a cientos de personas recorrer virtualmente el territorio nacional de norte a sur y lugares tan icónicos e importantes como: más de 13 parques nacionales -como la Laguna San Rafael, Puyehue, Las Siete Tazas- las Iglesias en Chiloé, en la Región de Los Lagos. Asimismo, la adopción de las y los chilenos de Google Maps les ha permitido no solo encontrar direcciones e indicaciones para moverse dentro de la ciudad, por medio del modo de navegación o la función de Tránsito, sino también lugares de vacunación contra el Covid-19 y otra información útil en relación a negocios, restaurantes, bancos y supermercados, con la función Horarios Populares.

La llegada de Google Pay en 2018, cimentó las bases para introducir a las y los usuarios de tarjetas de crédito a los pagos digitales, a través de una opción rápida, fácil y segura para realizar transacciones en sitios web, aplicaciones, tiendas físicas, entre otros. Actualmente, gran parte de las instituciones financieras más reconocidas del país ya tienen esta funcionalidad disponible.

Google y las PyMes locales

Entre los focos más importantes que hemos desarrollado durante nuestra década en el país es el trabajo con las pequeñas y medianas empresas. Hoy, ellas representan la mayoría de las compañías dentro del ecosistema local empresarial y son con las que Google ha adquirido un especial  compromiso para promover su operación y desarrollo, y desde que la pandemia del Covid-19 comenzó a expandirse por el país y el mundo, nuestro compromiso con el ecosistema local solo se ha incrementado.

Son variadas las plataformas, herramientas y aplicaciones que hemos desarrollado y lanzado con el único fin de apoyar el trabajo y la transformación digital de las PyMes locales, tales como: Primer, aplicación que está enfocada en educación de marketing digital y adaptada al ritmo de vida y trabajo de las y los emprendedores. Luego se incorporó Garage Digital (plataforma de educación en varias áreas especialmente diseñada para pequeños y medianos empresarios).

La llegada de Google para Pymes en 2019 vino a reconfirmar el compromiso de la compañía con las y los empresarios nacionales, poniendo a su disposición una plataforma donde sus negocios pueden encontrar todas las herramientas de Google que les permiten obtener beneficios del poder digital con el objetivo de hacer crecer y ayudarlos a manejar sus negocios.

Google Cloud: Chile como centro para América Latina

No caben dudas de que uno de los hitos más importantes de la operación de Google en Chile ha sido el anuncio, construcción y puesta en marcha del primer data center de la compañía en el hemisferio sur, el que con una inversión que actualmente supera los USD$150 millones materializa la más grande apuesta de Google por el país. Anunciado en 2012, el proyecto -ubicado en la comuna de Quilicura-, desde el 2017 está totalmente alimentado por energía solar de la planta fotovoltaica El Romero, ubicada en el Desierto de Atacama, alineándose con los esfuerzos de la compañía por alcanzar la carbono neutralidad para el año 2030. Posteriormente, en septiembre de 2018, anunciamos su ampliación que involucra una inversión de USD$140 millones y que triplicará la capacidad de infraestructura que tiene hoy Google en Chile.

El centro de datos trajo consigo el Programa de Desarrollo de la Comunidad, el que ha creado un real impacto en Quilicura a través de iniciativas ejecutadas por organizaciones sin fines de lucro que se enfocan en desarrollar áreas como educación en STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), sustentabilidad y conectividad, entregando cerca de USD$650.000 a distintas ONGs. Lo anterior hizo que en 2018 la Municipalidad de Quilicura nos entregara un  reconocimiento especial gracias al compromiso y al trabajo que hemos desarrollado de forma transversal con las y los vecinos de la comuna.

Uno de los últimos proyectos que vio la luz es el Bosque Urbano en el Cerro Cóndor, inaugurado en octubre de 2019 junto a autoridades locales. Esta iniciativa es parte de las medidas de mitigación por las emisiones atmosféricas producidas por la construcción de la segunda etapa de nuestro centro de datos, las que serán compensadas en un 150%. Este bosque es una reforestación masiva que consideró más de 1.500 árboles nativos, señalética educativa, cierres perimetrales y un sistema de riego semi-automático.

Con el objetivo de consolidar nuestros constantes esfuerzos por fortalecer la nube pública de Google y hacerla más rápida, segura y eficiente, en enero de 2018 anunciamos la instalación de un cable submarino que conecta Los Ángeles, California y Valparaíso. Poco más de un año después, el cable Curie -llamado así en honor a la renombrada científica Marie Curie- llegó a la Playa Las Torpederas en Valparaíso. Este cable, que funciona como una auténtica autopista de datos hecha de fibra óptica, es el primero en su tipo que es propiedad e instalado por una compañía especializada en telecomunicaciones, y el primero que llega a Chile y a Latinoamérica. Y desde finales de 2019 el cable está totalmente operativo.

En junio de 2020, un nuevo anuncio de Google Cloud hizo eco entre las y los chilenos: la instalación de una nueva región cloud en Santiago, que se convirtió en la segunda instalada en Latinoamérica después de la de São Paulo en Brasil. Esta región fortalecerá la presencia de Google Cloud para convertirse en el aliado de empresas chilenas y latinoamericanas en su camino a la transformación y maduración digital.

Hemos vivido toda una experiencia estos últimos diez años, acercando la tecnología y nuestros productos y soluciones a los hogares y vida de las y los chilenos. Esperamos que las décadas que vengan sean aún más fructíferas y que podamos seguir contribuyendo al desarrollo digital y sostenible de Chile y de cada uno de sus habitantes.

Por Edgardo Frías, director general de Google Chile