·         El proyecto significó una inversión total de $88.682.804 y beneficiará a las localidades de San Antonio de Naltagua y Monte Las Mercedes.

Fundación Chile estima que el 60% de la escasez de agua se debe a la mala gestión del recurso, el aumento de la demanda y el sobreotorgamiento de derechos. Asimismo, la disminución progresiva de las precipitaciones y del caudal de los ríos ha provocado una escasez hídrica que hoy afecta a gran parte del país, incluyendo a Isla de Maipo, en la Región Metropolitana. Por esta razón, el municipio y Medidor Inteligente, compañía dedicada a la gestión eficiente del agua potable rural, implementaron un proyecto de mejoramiento que beneficiará aproximadamente a 2.500 habitantes de la comuna.

Al respecto, Alejandro Espinoza, CEO de Medidor Inteligente, afirmó que “la escasez de agua que enfrentamos actualmente dificulta día a día el suministro de este recurso en el mundo rural, tanto para el consumo humano como para la agricultura y la ganadería. Por ello, es urgente que los organismos responsables de gestionar y administrar el agua, ya sea municipalidades, comités o cooperativas de Agua Potable Rural (APR), tomen las medidas necesarias para asegurar el abastecimiento de la población rural en Chile.

El proyecto denominado «Mejoramiento y Modernización Agua Potable Rural, San Antonio de Naltagua” (financiamiento de $66.550.738 para 506 medidores) y “Monte Las Mercedes» (financiamiento de $22.132.066 para 162 medidores) fue ejecutado por Municipalidad de Isla de Maipo a través de fondos obtenidos de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE). La iniciativa, significó una inversión total de $88.682.804, implementándose a través de ella 668 medidores inteligentes y capacitando, además, a personal municipal en el uso del sensor y el software requerido para gestionar el sistema.

Medidor Inteligente es un innovador dispositivo eléctrico que cuenta con tecnología verde, recargándose de forma automática a través de la circulación del agua por el propio aparato. Otra de sus características es que opera de forma remota, pudiendo suspender el suministro de agua en caso alteraciones o fallas en el sistema, ya sea por casa o por sectores. 

“Nuestra tecnología está compuesta de dos soluciones. Una es el aparato propiamente tal, y la otra es un software que permite detectar alteraciones en el suministro, cobrando a los usuarios lo efectivamente utilizado. Además, permite registrar los datos del medidor y luego emitir una boleta, la que puede ser pagada vía online o a través de Punto Blue, sistema de cajas propio implementado en comercios locales”, concluye Alejandro Espinoza.