A través del despliegue de sus iniciativas de ayuda en regiones, banco Itaú reiteró su compromiso con ser parte de la solución a la superación de la pandemia y movilizó recursos para la compra de 42 mil insumos de diferente naturaleza, destinados a sectores vulnerables en distintas zonas del país.
Con el objetivo de responder a las necesidades de diversas instituciones y organizaciones sociales y de salud, el banco entregó:
-Leche, shampoo, cubre calzado, trajes desechables, guantes, pecheras plásticas y mascarillas, al sanatorio Marítimo Viña del Mar, en la Región de Valparaíso.
-Buzos impermeables, mascarillas quirúrgicas, escudos faciales y termómetros infrarrojo al Cesfam de San Felipe, en la Región de Valparaíso.
-Kits de limpieza y de comida, útiles de colegio y pañales de adulto, a la agrupación Familia Aspi en San Pedro de la Paz, en la Región del Biobío.
-En tanto, en la Región Metropolitana, Itaú apoyó con cajas de alimentos, frazadas y otros insumos a la Fundación Quiero Mi Casa, al Cesfam de Pedro Aguirre Cerda y a la Villa Padre Hurtado.
Todos estos aportes se enmarca en el plan “Todos por la Salud” de Itaú, gracias al cual también se apoyó a la Fundación Santa Ana para la producción de más de 20 mil mascarillas, las que posteriormente fueron entregadas a la red del Servicio Nacional de Menores (Sename).
Asimismo, el banco aportó $ 1.538 millones al Fondo Privado de Emergencia, iniciativa impulsada por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) y que Itaú destinó para ir en ayuda de la Fundación Las Rosas, dedicada al cuidado de personas de la Tercera Edad.