Mantener los ingredientes de las recetas, pero mejorarlas en sabor es la premisa del Laboratorio Gastronómico de Junaeb, iniciativa que es una de las medidas del Plan contra la Obesidad Escolar, Contrapeso. Su objetivo es mejorar la tasa de aceptabilidad de los menús que entrega a diario el Programa de Alimentación Escolar a 1.800.000 estudiantes.

“Desde el comienzo de este desafío de Contrapeso y de modernizar Junaeb, estuvimos seguros que nuestra alimentación era sana y saludable, y que contaba con los nutrientes necesarios, siendo reconocida incluso internacionalmente. Pero la tasa de aceptabilidad de la comida no era buena. Por lo que nos hicimos cargo de ese problema y con esta innovadora medida del Laboratorio Gastronómico mejoraremos la recepción de la comida, modificando y fortaleciendo las mismas preparaciones, lo que será un avance histórico para nuestro programa», afirmó Jaime Tohá, Director Nacional de Junaeb.

Un equipo de importantes chefs y nutricionistas, liderados por Juan Pablo Mellado, en conjunto con las manipuladoras de alimentos, aportará con sus conocimientos para que las preparaciones del Programa de Alimentación Escolar sean cada vez más atractivas.

El Laboratorio Gastronómico cuenta con un completo programa de trabajo, el que incluye actividades tales como capacitaciones a las manipuladoras de alimentos de los colegios, coordinación con las empresas prestadoras de servicios del Programa de Alimentación Escolar, talleres educativos y degustaciones para los estudiantes beneficiarios. Además de las capacitaciones y el desarrollo de equipos técnicos de las empresas prestadoras, los integrantes de la comunidad educativa tendrán la oportunidad de ser protagonistas, mejorar la calidad y sabor de las comidas con la posibilidad de desarrollar nuevas recetas.