El Juzgado de Garantía de Talcahuano decretó la prisión preventiva del sargento segundo de Carabineros John Sebastián Mograve Villegas, imputado por el Ministerio Público como autor de dos delitos consumados de apremios ilegítimos y tratos crueles, inhumanos y degradantes en contra de menores de edad. Ilícitos perpetrados el miércoles recién pasado, en la comuna.

En la audiencia de formalización de la investigación, la magistrada Humilde Silva Gaete ordenó que el ingreso de Mograve Villegas a la Sexta Comisaría de Carabineros de San Pedro de la Paz, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y de las víctimas. Además, fijó en tres meses el plazo de investigación.

Según el ente persecutor, alrededor de las 16.15 horas del miércoles 18 de noviembre de 2020, el sargento segundo Mograve Villegas y la carabinera Jordana Alarcón Castillo llegaron en bicicletas institucionales hasta el Hogar Carlos Macera de Talcahuano para ayudar a controlar a un adolescente que se encontraba descompensado, por lo que era necesario su trasladado a un centro asistencial.

En el lugar, el imputado se involucró en un entrevero verbal con el adolescente de 17 años F.A.E.C. y otros menores, a quienes advirtió que no le «importaba que sean cabros chicos, que si lo golpeaban; él respondería». La discusión llegó a las agresiones, procediendo el imputado a trenzarse a golpes de puño con F.A.E.C., cayendo ambos al suelo y rodando por una pendiente existente en el lugar.

Tras caer por el desnivel, otros menores residentes siguieron al policía lanzándole, algunos de ellos, piedras y palos, por lo que Mograve Villegas corrió buscando refugio al interior del recinto, efectuando, en esos momentos, disparos al aire con su arma de servicio. Posteriormente, en otro sector del inmueble y seguido por los menores de edad, entre ellos F.A.E.C. y la segunda víctima, el menor de 14 años F.A.J.S., Mograve Villegas volvió a disparar el arma en tres ocasiones, dos de ellas en contra de los menores, hiriendo a F.A.E.C., en el muslo izquierdo, ocasionándole una lesión por herida de bala que generó una urgencia vascular periférica, de carácter grave, que de no haber tenido atención médica oportuna habría significado la pérdida de la extremidad. En tanto, F.A.J.S. resultó con un trauma por proyectil balístico en la pierna derecha, de carácter grave.