El Juzgado de Garantía de Nueva Imperial dejó sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva a L.E.S.M., imputado por el Ministerio Público como autor de los delitos consumados de homicidio calificado (alevosía) e inhumación ilegal. Ilícitos perpetrados el lunes recién pasado, en la comuna.

En la audiencia de formalización de la investigación (causa rol 298-2021), el magistrado Luis Emilio Soto Méndez ordenó el ingreso de L.E.S.M. al Centro de Cumplimiento Penitenciario de Valdivia, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, en consideración a la gravedad de los delitos imputados y las penas que arriesga. Además, fijó en cuatro meses el plazo de investigación.

Según el ente persecutor, aproximadamente a las 15 horas del lunes 1 de marzo de 2021, la víctima, Damari Ana Meliñir Llanque, de 19 años de edad y con 20 semanas de embarazo, se encontraba esperando locomoción colectiva en un paradero ubicado en la calle República de la ciudad de Nueva Imperial, con el propósito de dirigirse a almorzar a su domicilio, ubicado en la población Juvencio Valle de la localidad de Almagro. En dicho contexto, L.E.S.M., quien conducía un vehículo de su propiedad, marca Daihatsu, modelo Giro, se ofreció  a llevarla. La víctima aceptó el ofrecimiento, debido a que conocía al imputado y que la había llevado en ocasiones anteriores.

Una vez que la joven abordó el automóvil, el imputado tomó el camino en dirección a la localidad de Almagro, pero no dejó a Meliñir Llanque en su domicilio, sino que continuó la marcha por aproximadamente 15 kilómetros más, hasta llegar a propia residencia, ubicada en el sector Hueichahue, camino a Huidima. Sector rural de la comuna de Nueva Imperial, donde el imputado residiría solo.

Una vez en el lugar, L.E.S.M., se habría abalanzado sobre la víctima con la intención de darle muerte y, aprovechando su superioridad física, la tomó fuertemente por el cuello, estrangulándola hasta provocarle la muerte por asfixia. Luego, precedió a amarrar con cables las manos y pies de la joven y a depositar el cuerpo en un pozo de cuatro metros de profundidad, ubicado en la parte trasera de la vivienda, el cual cubrió con más de dos metros de tierra, tablas y material vegetal.