• Como una manera de estar acorde con los tiempos y realzar el valor de la multiculturalidad en el mundo laboral, calificó la iniciativa su director, Simón Acuña.
  • La capacitación, que durará 150 horas, es realizada por la maestra panadera venezolana Claudia Socci, dueña de la Panadería L´artigiana, de Concepción.

(CONCEPCIÓN, martes 14 de mayo). Un curso de formación y capacitación en panadería y pastelería para 20 personas en situación migratoria comenzó ayer en Infocap. Se trata de la primera iniciativa de su tipo y surge a raíz de la urgente necesidad de abordar el mundo laboral de la región del Biobío acorde a los cambios que ha experimentado durante los últimos años.

Así lo explicó el director de Infocap, Simón Acuña. “Se observa a muchas personas precarizadas en el trabajo. En este caso a personas migrantes que de un momento a otro se empezaron a visibilizar más en la ciudad. Personas extranjeras, algunos que poco conocían del español o que tenían pocas redes y escasas alternativas de trabajo. Distinguimos una población que es de extranjeros con poco tiempo en Chile, que están debatiéndose entre permanecer acá o no y que cualquier herramienta laboral les puede ayudar a encontrar un empleo y a trabajar mejor”, detalló.

El curso que durará 150 horas en horario nocturno, buscando que pueda ser compatibilizado con trabajo, está compuesto por 11 personas de Venezuela, seis de Haití, una de Brasil, una de Colombia y una de Bolivia; y tuvo cerca de 100 postulaciones para los 20 cupos. “El mundo del empleo está cambiando y la diversidad está dentro de los espacios de trabajo. En una empresa hoy hay personas de distintas edades y nacionalidades y creemos que es una gran ventaja abrirse a la multiculturalidad, reconocer que las personas migrantes aportan de distinta manera al trabajo y contribuir a su formación es una oportunidad de ir apoyando esto”, afirmó Simón Acuña.

Infocap trabaja hace más de 10 años en Concepción, con formación en oficios en línea de servicios y línea de construcción. Principalmente gastronomía, belleza y sus derivados; instalaciones sanitarias, redes de agua, instalaciones eléctricas domiciliarias, mueblería de línea plana y soldadura. “Las empresas pueden apoyarnos financiando los cursos, pero también acercarse con alternativas de empleo. Nosotros buscamos que los migrantes se inserten en el mundo del trabajo y reconocemos que la diversidad está entrando al empleo y nosotros creemos que eso es una fortaleza que debemos cuidar y trabajar”, indicó el director.

El curso de panadería y pastelería es realizado por la maestra panadera venezolana Claudia Socci, dueña de la Panadería L´artigiana, de Concepción. “En Chile llevo tres años. Mis padres son italianos y teníamos una cadena muy grande de pizzerías y una fábrica de pastas en Venezuela. Vinimos a Chile un ratito, esperando poder dejar un arbolito sembrado que crezca y la gente que se dedique a divulgar las cosas buenas que puede traer el trigo”, comentó.

Para la maestra panadera, este curso es una gran iniciativa. “Es gratificante ver que Chile trata a todos por igual. Desde que llegamos no he escuchado rechazo para nada. Más bien apoyo y fraternidad. Lo que Infocap está iniciando va a tener una cola larga, hermosa, y con luces de bengala. Esto va a ser muy bonito”.

Claudia Socci comentó que esta iniciativa le permitirá impartir sus conocimientos en panadería y pastelería saludable y natural. “Vamos a evaluar hidrataciones, baja utilización de la sal, eliminación de la levadura a largo plazo, cero químicos, trabajar con trigos naturales. Vamos a ser maestros panaderos, enfocándonos en las materias primas y valorando lo que uno dispone en cada momento”.

Una de las alumnas, Brenda Brito, es brasileña y llegó hace 10 meses a Chile. Está muy entusiasmada por el curso y espera aumentar sus posibilidades de formar un emprendimiento. “Quiero aprender más sobre la pastelería para poder montar un local donde pueda vender diferentes tipos de pasteles, por ejemplo especializándome en productos para diabéticos. En Infocap la gente es súper amable y muy amorosa. Es muy atenta a lo que nosotros necesitamos y realmente es un lugar confortable donde puedes ser tú mismo y nadie te va a juzgar. Me gusta mucho”, dijo.