Con el objetivo de robustecer su infraestructura sanitaria, junto con optimizar las presiones y reforzar la continuidad del suministro, Esval comenzó las obras de Mejoramiento de Redes de Agua Potable en diversos sectores de Viña del Mar y Concón. El proyecto beneficiará a más de 80 mil hogares de ambas comuna, y tiene una inversión que supera los $800 millones.

“Esta iniciativa se enmarca en nuestro programa anual de renovación y mejoramiento de las redes de distribución existentes, y consiste en la reposición y conexión de más de 2 kilómetros de tuberías en material de alta durabilidad, para así reforzar nuestro sistema y brindar un mejor servicio a miles de familias. Además, el proyecto considera la construcción de cámaras de válvulas para sectorización, lo que permite acotar las zonas potencialmente afectadas en caso de cortes programados o de emergencia ”, explicó el subgerente zonal de Esval, Alejandro Salas.

El proyecto considera la intervención de los siguientes sectores: Lomas de Montemar, Blanca Estela y Riñihue con Puyehue (Concón); Bellavista con Las Perlas Norte, General Bulnes y las Gaviotas (Reñaca); Antártica, av. Gómez Carreño, 25 Poniente, Pacífico Norte y ½ Poniente (Gómez Carreño).

Salas destacó la coordinación existente con los municipios de Viña del Mar y Concón para la ejecución de las obras, además del contacto con la comunidad para dar a conocer los detalles de la iniciativa y atender las consultas o requerimientos asociados.

El plazo de los trabajos es de 150 días corridos, estimándose la entrega del proyecto para febrero de 2020.