Hoy, y en presencia del Presidente del Directorio de Metro, Louis de Grange y de la familia de Juan Parrochia Beguin, se inauguró “Vía Parrochia” en estación La Moneda, una instalación temporal de 27 metros de largo por 1.5 de alto, con una superficie de 81 m2, que cuenta la historia de Metro a través de 31 hitos en el marco de la celebración de los 50 años de la firma del decreto que marcó el nacimiento del tren subterráneo.

El evento rindió homenaje al arquitecto y urbanista Juan Parrochia, uno de los primeros visionarios de un tren subterráneo por la ciudad de Santiago, quien como Secretario Técnico de la Comisión Metropolitana para el Transporte Rápido del Gran Santiago se transformó en uno de sus principales impulsores e hizo la primera Encuesta Origen y Destino (1965-1966). Además de ser jefe de la Oficina de Estudios y Proyectos Especiales de Equipamiento Metropolitano, lo que más tarde se conocería como Dirección de Metro y Vialidad Urbana.

En la oportunidad, y en presencia de los hijos, nietos y María Mercedes Bravo (viuda de Juan Parrochia), el presidente de Metro, señaló: “Estamos conmemorando 50 años de la firma del decreto que da origen a Metro y particularmente a uno de los creadores intelectuales y visionarios de Metro de Santiago: Juan Parrochia. Durante décadas este destacado arquitecto y urbanista hizo el plan maestro de la empresa con una visión de hace 40, 50 o 60 años, donde lo más notable fue su capacidad de diagnóstico, de comprensión de la ciudad y el entendimiento de lo que son los desarrollos futuros de las ciudades, lo que queda de manifiesto con líneas que fueron propuestas a fines de la década del 60 y que fueron implementadas, e incluso varias de las futuras líneas que estamos pronto a inaugurar y que vamos a seguir desarrollando fueron previstas por él”.

La actividad culminó con la develación de una placa en estación La Moneda en honor al Premio Nacional de Urbanismo 1996 y docente de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile por más de 40 años, y recordará por siempre a quien dirigió además otros proyectos que cambiaron el rostro público de Santiago y el país, siendo parte de la construcción del Aeropuerto Pudahuel, la hoy Autopista Central, la Rotonda Pérez Zujovic, la Ruta 78 hacia San Antonio, entre otros.