Este mediodía, el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, y el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, firmaron un convenio entre ambas instituciones para combatir la Explotación Sexual Comercial de Niños Niñas y Adolescentes (ESCNNA), e intercambiar información para favorecer el avance de las investigaciones de casos de niños que han sido víctimas de explotación sexual, y que sean representados jurídicamente por el “Programa Mi Abogado”.

De este modo, desde ahora los equipos regionales del “Programa Mi Abogado” –dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos–, y el Ministerio Público, agilizarán su comunicación y el flujo de intercambio de información durante el desarrollo de las investigaciones, como también el Programa proporcionará a la Fiscalía todos los antecedentes de la historia proteccional e intervención psicosocial de niño, niña o adolescente víctima de explotación sexual.

Asimismo, el Ministerio Publico remitirá un reporte estadístico general de las causas en que el programa Mi Abogado tenga la calidad de interviniente indicando si esta se encuentra en investigación, cerrada, si hubo formalización, entre otros.

Además, en los casos donde los niños, niñas o adolescente que han sido víctimas de explotación sexual se encuentren en sistema residencial de Sename, el Ministerio Público informará al Programa Mi Abogado de todas las denuncias ajenas que se hayan recibido, para favorecer las investigaciones.

Finalmente, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en su rol coordinador de la Comisión Permanente de Coordinación del Sistema de Justicia Penal, impulsará con las instancias que correspondan, acciones orientadas a detectar oportunamente los hechos constitutivos de ESCNNA, así como para mejorar la calidad de la denuncia, entre otros.

El “Programa Mi Abogado”, tiene por objeto entregar una defensa jurídica especializada a los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en modalidades alternativas de cuidado, a través de una tripleta compuesta por un abogado, un psicólogo y un trabajador social, mediante todos los mecanismos judiciales y extrajudiciales que permitan el resguardo efectivo de sus derechos.

Al respecto, el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, enfatizó que el presente convenio “busca dar mayores herramientas a las instituciones para fortalecer y acelerar las investigaciones de explotación sexual en contra de niños, niñas y adolescentes. Con este instrumento, la Fiscalía podrá contar con todo el apoyo y los antecedentes que pueden proporcionar los especialistas del Programa Mi Abogado, quienes tienen una relación directa con los niños y los conocen muy bien, lo cual puede ser clave para avanzar en ciertos casos. Y por otra parte, el Ministerio Público sistematizará la información, pudiendo informar al Programa, para que tomen acciones jurídicas más oportunas, con especial preocupación en aquellas investigaciones que involucren a niños, niñas o adolescentes que se encuentren en residencias del Sename”.

En tanto, el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, agregó que “valoramos especialmente este convenio que nos permitirá mejorar en un área muy sensible de la investigación penal que es la explotación sexual y comercial de niños, niñas y adolescentes. A través de este convenio pensamos que vamos a poder progresar significativamente en la detección temprana de estos casos, estableciendo sistemas de trabajo que nos permitan una interrelación, que finalmente redunde en una más oportuna reacción del sistema procesal penal en busca del reproche que deben tener este tipo de conductas que son particularmente graves. (…) Desde el Ministerio Público pondremos todo nuestro empeño en la ejecución de este convenio, porque pensamos que en la acción mancomunada del Estado podemos mejorar en cada una de nuestras instituciones, yo creo que se va a constituir en un hito importante en un mejor investigación de este tipo de delito y ojalá podamos influir en disminuir y desaparecer este fenómeno”.

La Explotación Sexual Comercial de Niños Niñas y Adolescentes (ESCNNA) es una violación hacia los Derechos Humanos de los niños y una forma de esclavitud. En este sentido, la presente firma de convenio permitirá que el Ministerio Público y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos adoptan medidas para acoger las disposiciones de la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, con el fin de combatir la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía.