El Ministerio de Salud ha tomado conocimiento de la votación del Tribunal Constitucional (TC), en la cual acoge los requerimientos de inconstitucionalidad recaídos sobre el reglamento que regula la objeción de conciencia en materia de interrupción voluntaria del embarazo.

Dichos requerimientos fueron presentados el 31 de octubre y 19 de noviembre de este año por un grupo de parlamentarios. Los señalados escritos buscaban que el Tribunal Constitucional declarara inconstitucional el artículo 13 inciso segundo del decreto Nº 67 de 2018 del Ministerio de Salud, que “aprueba Reglamento Para Ejercer Objeción de Conciencia según lo dispuesto en el Artículo 119 ter del Código Sanitario”.

El artículo tiene relación con quienes no pueden ser objetores de conciencia institucional y fue incorporado al documento en virtud de los dictámenes Nº 11.781 y 24.216 de la Contraloría General de la República.
Como es de público conocimiento, los dictámenes del organismo contralor son mandatorios para los funcionarios públicos. En consecuencia, este Ministerio se vio en la obligación de seguir lo indicado y añadir la señalada norma dentro del reglamento.

Este Ministerio acatará el fallo, de manera que una vez conocida la sentencia, adoptará todas las medidas que sean necesarias para implementar lo resuelto por la señalada magistratura, dando cumplimiento a lo dispuesto en los artículos 119 y siguientes del Código Sanitario, así como de sus normas complementarias.