Como una reunión que concluyó con nítidos avances calificó el Canciller, Roberto Ampuero, el encuentro de Ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Lima, realizado este lunes en Santiago.

En ese contexto, el Secretario de Estado destacó el llamado que, de manera especial, realizó el Grupo “a aquellos países que, con su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro, generan un impacto negativo en Venezuela, a que colaboren con el restablecimiento de la democracia en ese país”.

Al mismo tiempo, el Canciller relevó la invitación a los países que quieren cooperar en una salida pacífica a la crisis en Venezuela, para buscar espacios de convergencia.

En la declaración oficial del Grupo de Lima, se “exhorta a la comunidad internacional a favorecer el proceso de transición y el restablecimiento de la democracia en Venezuela, especialmente a Rusia, China, Cuba y Turquía por el impacto negativo que su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro causa a nuestra región”.

Además, se invita “a los Estados que participan del Grupo Internacional de Contacto, socios regionales como México, Uruguay y Bolivia, y otros miembros de la comunidad internacional, a profundizar el proceso de convergencia con el Grupo de Lima, para exigir el cese de la usurpación y la celebración de elecciones libres, justas y transparentes, con acompañamiento y observación internacional”.

Este último punto, indicó el Ministro Ampuero, apunta a tender puentes e identificar posiciones comunes con otros actores internacionales que quieren colaborar a una salida pacífica a la crisis.

“Chile es y seguirá siendo un activo promotor de esto. Como país, en las semanas previas ya hemos abierto diálogo con países externos al Grupo de Lima y con la Unión Europea, con miras a sumar fuerzas entre los demócratas de la comunidad internacional”, sostuvo el Canciller.

El Ministro Ampuero agradeció además la participación del subsecretario de América Latina y el Caribe de Ecuador, Efraín Baus; y la videoconferencia que sostuvo el Grupo de Lima con el secretario general adjunto para Asuntos Económicos y Globales de Unión Europea, Christian Leffler. “Ambos diálogos son una prueba de la voluntad por abrir espacios de diálogo y sumar esfuerzos”, dijo el Canciller Ampuero.