Primera sentencia favorable a un mayor de 14 años y menor de 18 años fue dictada ayer por el Segundo Juzgado de Familia de Santiago.

Un total de 28 adolescentes han solicitado en distintos tribunales del país el cambio de su nombre y sexo legal, luego de que el pasado 27 de diciembre entrara en vigencia la ley de identidad de género, siendo el proceso valorado hoy por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

Del total de solicitudes 15 se han cursado en regiones y 13 en el Gran Santiago, según cifras del Poder Judicial. Al respecto destaca que ayer la magistrada del Segundo Juzgado de Familia, Macarena Rebolledo, dictó la primera sentencia favorable al cambio de sexo registral de un adolescente.

Citar estudios previos, la jueza sentenció que “no hay razones desde los antecedentes normativos y científicos para desconocer el derecho a la identidad de género de niños, niñas y adolescentes. Ellos y ellas no solo son titulares del derecho a la identidad de género, sino que pueden y deben ejercer su derecho a la identidad de género sin más limitaciones que las que imponen sus propios desarrollo y autonomía progresivas en su trayectoria de vida, siendo un imperativo para el Estado y sus poderes, así como para cada padre, madre o adulto responsable, velar por el interés superior cumpliendo todas las garantías y salvaguardias debidas, a fin de procurar así la eliminación de todas las formas de exclusión que hoy afectan a los niños y niñas trans en Chile»

Para la activista trans del Movilh, Paula Dinamarca “hoy 28 jóvenes están a pasos de contar con documentos legales que den cuenta de su verdadera identidad. Antes debían pasar por innumerables obstáculos y burocracias, obteniendo tras años y ya adultos el cambio de su hombre y sexo registral. Hoy, con la Ley de Identidad de Género, el proceso es más rápido y digno. Valoramos que los tribunales estén resolviendo las solicitudes con celeridad.  Esta es una muy buena señal”.

De acuerdo a la Ley de Identidad de Género, los mayores de 14 años y menores de 18 años deben efectuar las solicitudes en tribunales de la familia idealmente con el respaldo de al menos un representante legal. En tanto, los mayores de 18 años deben formular la solicitud directamente en el Registro Civil. “Los menores de 14 años, en cambio, quedaron excluidos de la ley, algo que nos pesa y duele y esperamos se corrija con una reforma”, apuntó Dinamarca.