La Municipalidad de Macul expresa su profunda indignación y preocupación, luego que la tarde de este miércoles dos funcionarios de la Dirección de Seguridad Humana Municipal, fueran cobardemente agredidos por delincuentes en las inmediaciones del Estadio Monumental, mientras finalizaba el partido entre Colo Colo  y Curicó Unido.

Mientras uno de los funcionarios resultó policontuso producto de golpes de puños y pie, el segundo funcionario fue apuñalado por los delincuentes, siendo atendido por el propio personal municipal, el que lo trasladó junto a Carabineros hasta el SAPU Santa Julia, encontrándose ambos fuera de riesgo vital.

Nuestro alcalde Gonzalo Montoya solicitó a comienzos de semana a la Intendencia Metropolitana mejorar los protocolos de coordinación, aumentar la dotación de Carabineros y generar acciones preventivas, ya que en el partido realizado la semana pasada también ocurrieron hechos de violencia,  donde incluso delincuentes ingresaron al interior de un inmueble, sin embargo estos hechos de extrema gravedad volvieron a repetirse sin que las autoridades competentes tomarán reales cartas en el asunto, resultando el día de hoy, dos funcionarios heridos y diversos daños a la propiedad pública.

Hacemos un llamado a la Intendencia Metropolitana y al Ministerio del Interior, quienes cuentan con todas las facultades y potestades legales, a detener estos hechos y a pronunciarse al respecto, entregando garantías efectivas a nuestras comunidades al momento de desarrollarse estos partidos.  No puede ser que cada vez que juegue Colo Colo, nuestras comunidades sean agredidas, violentadas, y los delincuentes actúen en plena impunidad.

Dado lo anterior la Municipalidad se querellará contra quienes resulten responsables y esperamos una pronta recuperación de nuestros queridos compañeros de trabajo quienes fueron agredidos en el cumplimiento de sus funciones, las cuales consisten en velar únicamente por el bienestar de nuestras comunidades.