Cuando dicen que nadie estaba preparado para una pandemia como la del Coronavirus Covid-19 se olvidan de Think Academy, un emprendimiento chileno premiado en Francia, Alemania, Suiza e Inglaterra, y que desde hace 15 años se puso como meta ser un colegio completamente online. Y lo logró al punto que hoy, en plena pandemia, ha debido crecer con mucha fuerza para poder servir a toda la demanda que de un día para otro empezó a tener.

“Esto creció como la espuma, porque los colegios no están preparados para educar a los niños, por lo que muchos apoderados sacaron a sus niños y los matricularon acá, un lugar que está preparado para lograr que el aprendizaje ocurra, con todas las herramientas y los contenidos”, dice Rodrigo Pérez-Coto, CEO de Think Academy.

Este emprendimiento, que partió enfocándose en discapacitados, artistas y deportistas de elite, venía al alza, pero ahora está con requerimientos desde Ecuador, Perú, Bolivia y México.

Además ha firmado convenios con entidades nacionales, e incluso grandes empresas que han contratado para los hijos de sus trabajadores esta solución que, además, tiene la ventaja de que puede ser “transitoria” para los alumnos.

Así, los niños siguen siendo educados, dentro de la norma ministerial y en una solución que tiene experiencia en lograr que el aprendizaje ocurra, una gran solución para los padres que han visto cómo miles de colegios están completamente paralizados ante la pandemia del Coronavirus Covid-19.