Esta mañana en la sala de sesiones del Senado en Santiago fue presentado el Comité Asesor para la Reinserción Social, instancia que —coordinada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos— reunirá a autoridades, operadores y expertos del área de seguridad y justicia del país, con el fin de confluir en el desarrollo de planes y políticas de reinserción que contribuyan a la seguridad pública y a la disminución de la delincuencia.

En este marco, la Fundación Paz Ciudadana valoró la iniciativa, por cuanto el tratamiento de quienes han cometido delito y luego son condenados e imputados, son a juicio de esta institución, una de los grandes desafíos del sistema para controlar la criminalidad.

“El problema es compartido y el diagnóstico es claro. Estudios de la Fundación revelan que más del 50 por ciento de las personas condenadas vuelve a delinquir durante los primeros 3 años y esto es un porcentaje extremadamente alto. Son personas  con las cuales  tuvimos la oportunidad de trabajar, de tenerlos al alcance para que dejaran la vida delictual, pero no lo estamos logrando”, señaló el director ejecutivo, Daniel Johnson.

Para la Fundación, si bien el trabajo es de largo aliento y no debe agotarse a los últimos meses del mandato del presente Gobierno, la necesidad de impulsar de manera multidisciplinaria y con el aporte de actores públicos y privados acciones concretas que vayan a favor de la reinserción, son una tarea clave para la mejora del sistema en su conjunto, no sólo a nivel operativo, sino que financiero.

“Poner un acento en esto contribuirá de manera importante en el control de la delincuencia, pero también va a ahorrar recursos muy importantes para el país. El sistema judicial tiene costos altos —de aproximadamente $700 mil mensual por cada persona imputada o condenada— que no son reducibles fácilmente y por lo tanto, cada persona que no vuelve delinquir además de evitar el delito y el daño en la víctima, ayuda a evitar un costo de todo el sistema judicial”,ejemplificó el director.

La mesa asesora trabajará bimensualmente, y se espera que a fines de año genere propuestas consensuadas técnica y políticamente, para que sean desarrolladas en un futuro Gobierno.